Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo anula una condena a tres años de cárcel a un alcalde del PP

La sentencia que dictó la Audiencia Provincial contra Lluc Tomàs adolece de "graves defectos". - El regidor de Llucmajor tuvo que dimitir en 2008 tras ser condenado por malversación

Por "graves defectos", el Tribunal Supremo ha anulado una sentencia de la Audiencia de Palma de Mallorca que condenó a tres años de cárcel por malversación de caudales públicos al que era alcalde de Llucmajor (Mallorca) Lluc Tomàs, del PP, y a seis a su socio político de un grupo independiente, Joaquín Rabasco. Tomás se presentó imputado a las elecciones de 2007, apoyado por Jaume Matas, y tuvo que dimitir al ser condenado en 2008.

La Sala Penal ordena que los magistrados juzgadores, sin necesidad de una nueva vista, dicten y razonen una nueva sentencia que "subsane las graves deficiencias" y "dé la respuesta razonada que corresponde".

El caso penal está ligado al mal uso de las partidas destinadas a fiestas municipales por empresas gestionadas por Rabasco y su pareja, también condenada. El Supremo -que repasó el acta de la vista en 2008 y los soportes audiovisuales de las sesiones del juicio oral-, observa falta de motivación de pruebas, un "incongruente relato fáctico", la "arbitraria respuesta" a la petición de condena por más delitos -que reclamó el fiscal- así como lagunas en el razonamiento jurídico.

La Sala del Supremo señala que la Audiencia de Palma omitió "toda valoración de la prueba de descargo presentada por el alcalde".