Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barreda convoca un pleno extraordinario para plantear la retirada del Estatuto

La Comisión Constitucional aprueba con los votos del PSOE el texto del Estatuto de Castilla-La Mancha.- La misma votación sería rechazada en el Congreso

La comisión constitucional ha aprobado esta tarde con los votos del PSOE el texto del Estatuto de Castilla-La Mancha tal como salió de la ponencia. Los votos del PSOE lo hicieron posible, aunque el PP, junto con UPyD, votó en contra de la mayoría de los artículos, mientras que los nacionalistas e Izquierda Unida se abstuvieron. Esta misma votación llevada a un pleno del Congreso significaría el rechazo al Estatuto, ya que se requieren tres quintos de los votos y, puesto que el PP no votaría a favor, el resultado sería negativo.

Pero previsiblemente, el Estatuto no llegará al pleno, ya que el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, va a convocar a las Cortes de la región para pedir la retirada de la reforma, ya que después de tres años no ha sido posible un acuerdo entre el PSOE y el PP. Si Barreda consigue la retirada, será el segundo Estatuto que no llega al pleno del Congreso. El primero fue el de Canarias.

"Un insulto a los castellano-manchegos"

Con reproches muy contundentes, el PSOE ha considerado "un insulto a la dignidad de los castellano-manchegos" la propuesta que hizo el PP en el momento que empezó la comisión. Se trataba de eliminar la referencia al establecimiento de una reserva hídrica de 4.000 hectómetros cúbicos y sustituirla por la apreciación de que Castilla-La Mancha pueda contar con esa cantidad de agua si fuera necesario. El Gobierno de Castilla-La Mancha considera que la comunidad necesita esa cantidad de agua.

El revuelo fue absoluto una vez que el PSOE pidió media hora para estudiar las enmiendas del PP, después de haber estado esperando "24 meses" a que el PP presentara enmiendas o respondiera a los documentos que los socialistas presentaban, según denunció el portavoz Alejandro Alonso. La indignación de los socialistas fue evidente durante todo el día al ver en el Congreso al presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, "vigilando al PP para que no aprobara el Estatuto", opinó el ponente socialista.

Barreda dijo que le hubiera gustado haber estado hoy "de la mano" con la presidenta del PP regional, María Dolores de Cospedal, para compartir el éxito, pero que no ha sido posible porque "se ha comportado como un caballo de Troya de otros intereses".