Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno recurre en el Constitucional la ley que ampara los derribos en el Cabanyal

Barberá y Camps intentaron sortear la prohibición de demoler casas con una maniobra legislativa

El Consejo de Ministros, previa consulta al Consejo de Estado, ha acordado hoy en reunión ordinaria recurrir ante el Tribunal Constitucional la ley del 31 de marzo de la Generalitat Valenciana que daba carta blanca a los derribos del barrio valenciano del Cabanyal.

Esa ley sorteaba la orden del Ministerio de Cultura prohibiendo cualquier demolición. Sólo esta semana se han tirado seis casas en la zona, en medio de enfrentamientos entre vecinos y la policía.

Con esta decisión del Gobierno los derribos deberían parar, pues cuando el Ejecutivo recurrió el primer decreto ley que permitía las demoliciones, el Constitucional lo admitió a trámite y se paró la actividad de las excavadoras.

Así, la intención del Ayuntamiento de derribar 450 casas en mitad del barrio para alargar una avenida hasta la playa hubo de esperar. Con la ley, que el Consejo de Estado, órgano consultivo del Gobierno, dice que reproduce literalmente el decreto ley, ocurrirá presumiblemente lo mismo.