Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El maestro mayor del gremio fallero cuestiona los premios de la sección especial de Fallas

Pepe Latorre pide que se hagan públicas las votaciones del jurado a los monumentos porque "se juega con el trabajo de los profesionales"

La sorpresa del primer premio de sección Especial otorgado a la falla Convento Jerusalén se ha convertido en polémica. La decisión del jurado no ha dejado indiferente ni al público, ni a los presidentes de falla ni a los artistas. Esta tarde, Pepe Latorre, artista fallero, maestro mayor del Gremio de Artistas Falleros y autor del monumento que quedó en décimo lugar, Cuba-Literato Azorín, ha pedido transparencia y ha puesto en duda los criterios. Ha asegurado que el jurado no había estado "demasiado acertado".

Las quinielas no se cumplieron. Nou Campanar no ganó a pesar de ser popularmente la favorita. Pero no sólo en esa posición de cabeza. Críticas ha habido al quinto puesto concedido a Malva-rosa, por ejemplo. Latorre ha afirmado: "Sería bueno que se hicieran públicas las votaciones para saber cómo ha votado cada uno de los integrantes del jurado, porque se juega con el trabajo de los profesionales, que somos los que sufrimos los descalabros".

La formación del jurado es responsabilidad del concejal de fiestas, Félix Crespo, que también es presidente de la Junta Central Fallera, muy vinculado a la falla Exposición Mícer Mascó. Este año desaparecieron de la formación del jurado personas vinculadas con la información, con la creatividad artística y se dio entrada, por ejemplo, al diseño gráfico. Qué valora el jurado y cómo lo valora es un secreto. Latorre ha dejado claro que no es una cuestión de gusto, sino de coherencia en la valoración. Otros artistas y presidentes de fallas coinciden con la crítica de Latorre.