Miles de personas se manifiestan en San Sebastián por la muerte de Anza

'Rubalcaba asesino y terrorista' y 'La policía tortura y asesina' son algunos de los lemas de la marcha en protesta por el fallecimiento del etarra, que se produjo por un paro cardiaco

Varios miles de personas han participado este domingo por la tarde en San Sebastián en una manifestación convocada por el Movimiento Pro Amnistía para protestar por el caso del etarra Jon Anza, cuyo cuerpo ha sido hallado esta semana en una morgue de Toulouse (Francia).

Los participantes en la protesta han partido pasadas las 17.30 del Boulevard donostiarra, tras una pancarta con el lema en euskera Fin a la represión y a la guerra sucia. Una ikurriña o bandera vasca con un crespón y un cartel con la foto de Jon Anza, en el que se podía leer Asesinado, precedían la marcha, que ha estado custodiada por varias furgonetas de la Ertzaintza.

Rubalcaba asesino y terrorista, La policía tortura y asesina, El pueblo no perdonará y PSOE y GAL son lo mismo han sido algunas de las consignas coreadas durante toda la manifestación, que ha recorrido las principales calles de San Sebastián.

Más información
Un detenido en Londres acusado de participar en actos de violencia callejera en Euskadi
Jon estaba... muerto
La izquierda 'abertzale' insiste en la "guerra sucia"
La autopsia concluye que Jon Anza murió de un fallo multiorgánico

Entre los participantes se encontraban familiares de Jon Anza y dirigentes de la izquierda abertzale como Jone Goirizelaia, Rufi Etxebarria y Tasio Erkizia; el alcalde de Usurbil (Guipúzcoa), Xabier Mikel Errekondo (ANV), y la secretaria general de LAB, Ainhoa Etxaide. La protesta ha finalizado también en el Boulevard con un pequeño mitin y con la interpretación por parte de los asistentes del Eusko Gudariak (Himno al soldado vasco).

Cabeza de la manifestación en protesta por la muerte del etarra, en el Boulevard donostiarra.
Cabeza de la manifestación en protesta por la muerte del etarra, en el Boulevard donostiarra.SAN SEBASTIAN

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS