Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Enfrentamiento en el Consejo General del Poder Judicial

"La política de nombramientos del CGPJ es un pasteleo"

La asociación Francisco de Vitoria asegura que hay un pacto entre la conservadora APM y la progresista JpD.- Margarita Robles asegura tener la conciencia tranquila pese a la crisis en la magistratura

La crisis abierta en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por la dimisión del vocal de la Comisión de Calificación del organismo, José Manuel Gómez Benítez, ha enfrentado a las asociaciones de jueces. Mientras que la Francisco de Vitoria, segunda en afiliados pero tercera en cargos, denuncia el "pasteleo" en la política de nombramientos del CGPJ entre conservadores y progresistas, la mayoritaria y conservadora Asociación Profesional de la Magistratura (APM) tilda la dimisión de Gómez Benítez de "berrinche infantil".

El portavoz de la Asociación de Jueces Francisco de Vitoria, Marcelino Sexmero, ha declarado que el presunto pacto existente entre la APM y Jueces para la Democracia (JpD) para los nombramientos dentro del CGPJ "es verídico". "El pacto existe, eso ya lo sabíamos", ha confesado Sexmero, aludiendo a las críticas emitidas por el vocal de la Comisión de Calificación, José Manuel Gómez Benítez, quien, según informa hoy EL PAÍS, ha renunciado a su cargo por su "desacuerdo" con el sistema de nombramientos en el CGPJ y la "devaluación de la función" de la citada comisión -cuya función es evaluar a los candidatos a los cargos judiciales- "impuesta por algunos vocales ajenos a la misma procedentes de las dos asociaciones más representadas en el Consejo".

Fuentes del órgano han señalado que los vocales Manuel Almenar, miembro de la APM, y la vocal Margarita Robles, de la progresista Jueces para la Democracia (JpD), pactan entre ellos los candidatos que les interesan y luego los imponen a la Comisión de Calificación para que respalden sus acuerdos. En caso de que la comisión no avale a su candidato, recurren a una argucia legal que les permite ningunearla: lo presentan directamente al Pleno, con lo que se añade a la terna surgida de la comisión pero sin haber pasado por su filtro. Además, Robles remitió una carta recientemente a su asociación en la que se jactaba de colocar a 18 miembros de JpD en el año y medio que tiene de vida el actual Consejo.

"Berrinche infantil"

La aludida APM ha considerado, en cambio, que la dimisión de Gómez Benítez es un "berrinche infantil" y "destila ciertos tintes autoritarios", según ha informado su portavoz, Antonio García. "Da la impresión de que a Gómez Benítez sólo le parece bien lo que él cree que es correcto y le falta un poco de tolerancia y de capacidad para entender que su opinión no vale más que la del resto", ha añadido García.

Por otro lado, Miguel Ángel Jimeno, portavoz de Jueces para la Democracia, ha considerado que la dimisión del aún vocal del CGPJ "pone de manifiesto" algo que ya se venía alegando en los últimos días, sobre todo lo que se produce alrededor de los nombramientos que es una de las cuestiones que siempre "resultan más comprometidas". Sin embargo, ha recordado que el Consejo es el primer órgano en crear un reglamento que publica las entrevistas de los nombramientos y hace un catálogo de los valores necesarios para aspirar a determinados puestos.

"Tengo la conciencia tranquila"

La vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) Margarita Robles ha acusado hoy al vocal dimisionario de la Comisión de Calificación del organismo, José Manuel Gómez Benítez, de "mentir" al sugerir que a los cargos judiciales no se les nombra por su mérito y su capacidad y ha asegurado que estas "insinuaciones" suponen una "falta de respeto" a los jueces.

"Quien dice que a la gente se le nombra en virtud de pertenecer a una asociación u otra miente", ha declarado Robles, quien ha declarado tener la "conciencia muy tranquila" y ha defendido que el Consejo en su conjunto está haciendo "un gran trabajo de equipo" en el que ella es "uno más". "Lo importante es la cohesión que tenemos, el esfuerzo que hacemos para que esto funcione y que no es un Consejo en bloques", ha afirmado. Según Robles, "nadie ha sido nombrado ni por su pertenencia a una asociación, ni por una relación personal".

En términos parecidos se ha pronunciado el vicepresidente del Consejo, Fernando de Rosa, quien ha calificado de intolerables los, en su opinión, "ataques" a vocales del órgano de gobierno de los jueces. El vicepresidente del CGPJ ha dicho no entender las críticas que se puedan realizar a un sistema que "se está haciendo con la máxima garantía" de transparencia y ha considerado que no es tolerable que se ataque a miembros del Consejo "con nombres y apellidos" atribuyéndoles actuaciones que van en contra de los principios que rigen los nombramientos.

El propio secretario de Estado de Justicia, Juan Carlos Campo, que fue vocal del anterior Consejo, ha coincidido también en asegurar que son el mérito y la capacidad los criterios por los que se rigen los nombramientos. No obstante, durante un desayuno informativo, Campo ha reconocido que el CGPJ es un órgano colegiado y complejo, "complejidad -ha dicho- en la que reside su grandeza", y ha recordado que se trata de una cuestión meramente organizativa que debe resolverse en su seno.