Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gómez Benítez seguirá en la comisión para no cometer "un delito de abandono de funciones"

El pleno del CGPJ rechaza en una votación la dimisión del vocal progresista

El pleno del Consejo del Poder Judicial (CGPJ) ha rechazado hoy en una votación, que se ha saldado con 16 votos a favor y cuatro en contra, la dimisión del vocal progresista José Manuel Gómez Benítez como miembro de la comisión de Calificación, la que se encarga de los nombramientos de altos cargos judiciales. Tras la votación, el vocal ha comentado en el pleno que, aun en contra de su voluntad, porque ve difícil que la situación se arregle, permanecerá en el puesto para no cometer "un delito de abandono de funciones".

El pleno le ha impuesto que permanezca en ese órgano al menos hasta octubre, que es cuando toca renovar las distintas comisiones del órgano de gobierno de los 4.500 jueces españoles. El vocal renunció a estar en esa comisión -integrada también por los vocales progresistas Manuel Torres Vela y Félix Azón y los conservadores Concepción Espejel y Claro José Fernández- por sus discrepancias con la política de nombramientos de cargos judiciales. Y porque, según avanzó este periódico el pasado martes, no compartía la "devaluación de la función de la comisión de calificación impuesta por algunos vocales ajenos a la misma procedentes de las dos asociaciones más representadas en el Consejo".

En un ambiente de tensión contenida, y después de que el presidente, Carlos Dívar, haya mostrado su pesar porque "se ventilen fuera" asuntos internos del Consejo, Gómez Benítez ha tomado la palabra durante unos 45 minutos, según asistentes a la reunión. Entre otras cosas, y respondiendo a Dívar, ha explicado que él no había acudido a EL PAÍS para relatar su malestar con el sistema de nombramientos, sino que fue este periódico, conocedor de la situación, el que le preguntó al respecto, y que él se limitó a ratificarlo. La discrepancia de Gómez Benítez con la comisión de Calificación se debe a que entiende que vocales díscolos de su grupo, liderados por Margarita Robles, llevan tiempo amañando, en connivencia con el grupo conservador, nombramientos de altos cargos .

En el pleno ha intervenido también la vocal progresista Almudena Lastra, que también pertenece a la comisión de Calificación. Lastra ha señalado que a ella tampoco le apetece estar en esta comisión y que comparte del fondo de los argumentos esgrimidos por Gómez Benítez. Los vocales Miguel Carmona (progresista) y Claro José Fernández Carnicero (conservador) también han intervenido en el pleno para apoyar gran parte de las quejas expuestas por Gómez Benítez. Fuentes del Consejo aseguran que, antes del pleno, un grupo de vocales afines a Robles y del sector conservador meditaron la idea de llevar a la sesión una declaración de repulsa al contenido de la denuncia de Gómez Benítez, pero que finalmente evitaron hacerlo ante el temor de que el pleno, en una eventual votación, no la secundara.

Por su lado, la portavoz CGPJ, Gabriela Bravo, ha explicado en rueda de prensa que, antes de someter a votación la renuncia de Gómez Benítez, Dívar, y otros miembros del Consejo, le habían pedido al vocal progresista que la retirara por su "valía" y su contribución a "mejorar" la política de nombramientos del Consejo. Dado que Gómez Benítez ha mantenido su intención de abandonar la citada comisión, el pleno se ha visto abocado a votar y le ha impuesto, por amplia mayoría, su continuidad.

Más transparencia en los nombramientos

Cuando se cumpla el año se someterá a debate del pleno la posible incorporación de otros miembros, ha comentado hoy Bravo, quien ha asegurado que en ningún momento se ha pedido en el pleno que Gómez Benítez dimita como vocal del Consejo. "Es el pleno el único soberano para decidir si se acepta o no una dimisión", ha dicho Bravo, quien, por otro lado, ha hecho hincapié en que hoy mismo "se ha dado un paso muy importante en la apuesta por la transparencia" en materia de nombramientos con la aprobación en el pleno del proyecto de Reglamento para el nombramiento discrecional de cargos judiciales.

El nuevo Reglamento incluye la posibilidad de que las entrevistas a los candidatos se realicen en audiencia pública, que podrán seguir los medios de comunicación, aunque se podrá limitar o excluir la presencia de público "cuando concurran circunstancias extraordinarias". Las entrevistas no se celebrarán en los procesos de designación de magistrados de las distintas Salas del Tribunal Supremo, pero sí en los concernientes a las Presidencias de la Audiencia Nacional y sus Salas, los Tribunales Superiores de Justicia de las comunidades autónomas y sus Salas y las Audiencias Provinciales. La intención del Consejo es otorgar "transparencia en la elección de los mejores hombres y mujeres, bajo los principios de mérito y capacidad, que tienen que dirigir la Administración de Justicia".

Nombramientos e informes

Por otro lado, el pleno ha reeligido hoy por unanimidad a César Tolosa Tribiño como presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria. Además, ha designado por 19 votos a la magistrada Esther Erice como nueva presidenta de la Audiencia de Navarra y por 11 votos a María Jesús Alarcón en la presidencia de la de Ciudad Real. También ha reelegido por unanimidad a José Ramón González Clavijo como presidente de la Audiencia de Salamanca; por 20 votos, a Manuel Gutiérrez en la presidencia de la Audiencia de Toledo, y por 19, a José Requena en la de Granada.

El Consejo también ha aprobado otro informe en el que se cuestiona algunos aspectos del cambio legislativo que pretende introducir el Gobierno en el Registro Civil para desjudicializarlo -que los jueces sean sustituidos por funcionarios del Ministerio de Justicia.- y para que sean los hospitales, clínicas y centros sanitarios los encargados de comunicar los nacimientos. Además, el documento ve "discutible" otorgar a las alcaldías la facultad de "autorizar" los matrimonios y no sólo de celebrarlos.

Más información