El juicio del Yak sigue mañana con la declaración de los militares que contrataron el vuelo

El juez suspende hoy la vista al no acudir nadie de la empresa contratista.- En 2006 las compañías responsables del vuelo fueron condenadas pero el proceso se anuló por un error formal

La primera sesión del segundo juicio civil por el accidente del Yak-42 que se estrelló en Turquía, en el que murieron 62 militares españoles en 2003 cuando regresaban de Afganistán, ha durado menos de una hora ante la ausencia del representante de la empresa Chapman Freeborn, la contratista del vuelo. La expectación estaba centrada en la declaración de Russi Batliwala, el representante legal de Chapman Freeborn, pero no se ha presentado por causas que su abogado ha dicho desconocer.

Tampoco los representantes de esta empresa asistieron al primer juicio civil que se celebró en enero de 2006, en una sala de la Feria de Muestras de Zaragoza, y que fue anulado por un defecto de forma, al considerar la Audiencia Provincial de Zaragoza que Chapman Freeborn no había sido emplazada correctamente.

Más información

En la sesión de hoy, que ha comenzado con críticas de las familias y sus abogados por la falta de espacio en la sala de los juzgados de la plaza del Pilar donde se celebra, sólo han declarado, como estaba previsto, dos militares compañeros de los fallecidos y un amigo de una de las víctimas. Al final de la breve sesión, los familiares se han mostrado indignados por al ausencia del representante de Chapman, al que han calificado como un "sinvergüenza declarado", un "impresentable", que por segunda vez "ha tomado el pelo" a la justicia española.

El juicio continuará mañana, día 2 de febrero, con los testimonios de otros militares y representantes de las empresas implicadas, a las que se pide más de 60 millones de euros en indemnizaciones. Este juicio se celebró por primera vez en la capital aragonesa enero de 2006 y el juez Ángel Dolado consideró culpables a las empresas y estableció una indemnización de unos diez millones de euros. El proceso fue anulado por la Audiencia Provincial de Zaragoza.

Al margen del juicio civil, en la investigación del accidente se abrió otro proceso paralelo para determinar las responsabilidades de los militares encargados de la identificación de cadáveres. La Audiencia Nacional condenó en mayo del año pasado a tres años de prisión al general Vicente Navarro y a un año y medio al comandante José Ramírez y al capitán Miguel Sáez en concepto de cómplices.

Siete años después del trágico accidente del Yak-42 en el que murieron 62 militares españoles que volvían de Afganstán se repite en Zaragoza el juicio civil contra las compañías aéreas subcontratadas para fletar el vuelo.AGENCIA ATLAS

Lo más visto en...

Top 50