Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Militares españoles matan a tres talibanes en un tiroteo tras sufrir un atentado mortal

Un artefacto explosivo mata a un soldado de origen colombiano que viajaba en un BMR a punto de ser renovado.- El ataque deja seis heridos, dos de ellos graves

Militares españoles han matado a tres insurgentes talibanes en el tiroteo posterior al ataque con un artefacto explosivo que ha costado la vida al soldado de nacionalidad colombiana John Felipe Romero Meneses, de 21 años y soltero, según fuentes del Ministerio de Defensa. El ataque se ha producido este lunes durante una patrulla de reconocimiento compuesta por un convoy de 11 BMR en la Ruta Lithium, en el paso de Sang Atesh, al norte de Qala-i-Now. John Felipe Romero viajaba en el primer vehículo del convoy, al igual que los seis heridos, dos de ellos de gravedad, que ha causado la explosión. Tras el ataque, los militares han iniciado un tiroteo con los insurgentes que se ha saldado con tres talibanes muertos y la incautación de una "gran cantidad de armamento y munición" , según la mismas fuentes.

El ataque se ha producido hacia las 13.00 (hora española) cuando un artefacto explosivo "de gran potencia", según ha informado el Ministerio de Defensa, ha explotado al paso de uno de los vehículos del convoy causando la muerte del soldado de nacionalidad colombiana. John Felipe Romero Meneses viajaba en un BMR, el blindado más antiguo de las Fuerzas Armadas, que está siendo sustituido por los vehículos RG-31, mejor preparados para soportar este tipo de explosiones.

John Felipe Romero Meneses estaba destinado en el Regimiento de Cazadores de Montaña Arapiles 62 con bases en Barcelona y San Clemente de Sasebas (Girona).

La explosión ha provocado además seis heridos, dos de ellos graves, y el resto leves. Todos han sido evacuados en helicópteros y llevados al hospital Role 2 de la Base de Apoyo Avanzado de Herat. Los dos más graves son el teniente del Ejército de Tierra Jordi Francesc Rubio Carceller, de 28 años, casado y natural de Hospitalet (Barcelona) y el soldado de nacionalidad colombiana Daniel Ospina Quintana, de 23 años y soltero, según ha informado el Ministerio de Defensa. Los otros cuatro heridos son los soldados Juan Morales Aroca, de 24 años y natural de Sevilla; Joshua Alcalá Silvera, de 20 años y natural de Tenerife; Carlos Gatos Guardado, de 23 años y natural de Barcelona y Gerson Jaime Rodríguez, de 19 años y nacionalidad colombiana.

La ministra de Defensa española, Carme Chacón, viajará en las próximas horas a Herat para recabar información sobre el atentado contra las tropas españolas, coordinar la repatriación del militar fallecido e interesarse personalmente por los seis que resultaron heridos, informa EFE. Chacón irá acompañada por el jefe del Estado mayor de la Defensa (JEMAD), general José Julio Rodríguez, en un avión Airbus de las Fuerzas Aéreas, que saldrá de la base de Torrejón (Madrid).

Las tropas españolas ya han sufrido varios ataques en esta zona. El último de ellos ocurrió el pasado mes de diciembre cuando una patrulla del equipo de reconstrucción nacional de Qala-i-Naw, que acompañaba a soldados del ejército afgano, fue disparada desde diversos puntos. Durante más de una hora, los militares españoles repelieron el ataque sin que se produjeran víctimas.

El último soldado español muerto en Afganistán fue Christian Javier Quishpe Aguirre, de 24 años y origen ecuatoriano, que perdió la vida al ser arrollado por el vehículo blindado (BMR) que estaba reparando.

El pasado sábado un convoy del Programa Mundial de Alimentos escoltado por soldados afganos e internacionales fue atacado en Badghis, al noroeste de Afganistán. Los insurgentes lograron quemar once vehículos y secuestrar al conductor. El asalto dio lugar a un tiroteo en el que murieron cuatro talibanes y otros dos resultaron heridos.

Mueren dos soldados británicos durante una patrulla en el sur de Afganistán

Dos soldados británicos han muerto durante una patrulla a pie en la provincia de Helmand (sur de Afganistán), a consecuencia de la explosión de varios artefactos colocados junto a una carretera cerca de la localidad de Malgir, informa EFE. Según ha comunicado hoy el Ministerio británico de Defensa, los soldados formaban parte del tercer batallón del Regimiento de Yorkshire.

Estas muertes elevan a 253 el número de soldados británicos muertos en Afganistán desde que comenzó en 2001, sólo dos menos que el total de militares del Reino Unido fallecidos durante la guerra de las Malvinas, en 1982.

Más información