Un muerto y un herido en un tiroteo en Madrid

Las dos víctimas circulaban en coche cuando el agresor les ha descerrajado al menos seis tiros

Seis tiros interrumpieron ayer la tranquilidad en la glorieta de Francisco de las Cabezas, en el distrito de San Blas. Dos pistoleros, según la declaración de una vecina, acribillaron a otros dos hombres que se encontraban en el interior de un Volkswagen Golf oscuro parado en la esquina entre las calles de Telémaco y Juan Rizi.

El conductor, Dimitrio M., un albanés de 36 años, murió por los dos balazos que le alcanzaron en el pecho. Su acompañante y compatriota, Domart K., de 35 años, se encuentra en estado grave en el hospital de La Paz por los cuatro impactos que recibió en la espalda, la mandíbula y el brazo izquierdo. Los pistoleros aún no han sido detenidos.

Eran las ocho de la tarde cuando los servicios de emergencias recibieron el aviso de los vecinos. Los sanitarios tardaron poco en llegar, pero cuando se personaron en el lugar de los hechos Dimitrio ya había entrado en parada cardiorrespiratoria, por lo que los 30 minutos de reanimación a la que fue sometido no sirvieron de nada.

Algunos vecinos del número 3 de la glorieta de Francisco de las Cabezas, que prefieren no desvelar su nombre, cuentan lo que vieron desde las ventanas de sus casas, situadas justo enfrente del lugar del homicidio: "El coche estaba parado en la esquina con un hombre sentado en el asiento del copiloto. El conductor venía del banco [un edificio de Caixa Geral, situado a escasos 20 metros] y se subió al vehículo", relata una vecina.

Acto seguido sonaron seis disparos y los cristales rotos de la ventanilla del copiloto. Aunque los vecinos los escucharon, ninguno pudo ver quién los efectuaba. "Fueron seguro los dos chicos que había parados de pie en la misma esquina", interpreta la vecina. "Pero eso yo ya no lo vi, acababa de cerrar la persiana".

Lo que sí pudieron presenciar las personas que se asomaron a las ventanas fue la huida de los pistoleros. Eran dos. "Uno salió corriendo por la calle de Telémaco hacia arriba", cuenta esta vecina, que volvió a subir la persiana cuando escuchó las detonaciones. "El otro huyó corriendo a toda prisa por la calle de Tampico dirección Alcalá. Se iba guardando el arma en la cintura", añade.

Otra vecina que vio huir al segundo hombre no acierta a identificar la procedencia de éste. "Yo lo único que te puedo decir es que llevaba un bolso en bandolera. Y muy joven no era", se esfuerza en recordar.

Debido a las características del caso, todo apunta a un ajuste de cuentas, aunque de momento el Grupo X de Homicidios, la Sección de Delincuencia Organizada y la Policía Científica investigan el caso para obtener más detalles.

Un asesinato similar tuvo lugar hace cinco años en la calle de Tampico. En aquella ocasión, un venezolano de 28 años que se había bajado de un automóvil Porsche Cayenne para hablar por una cabina telefónica recibió dos disparos que acabaron con su vida en el acto.

Lo más visto en...

Top 50