Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
El debate sobre la inmigración

CiU recupera la idea del 'carnet por puntos' para los inmigrantes

Alcalde y ediles de CiU desembarcan en Vic para apoyar la medida de no empadronar irregulares

Convergència i Unió (CiU) quiere rescatar la propuesta de premiar a los inmigrantes que tengan voluntad de integración. "Esa idea debería formar parte de nuestra estructura programática", ha afirmado Oriol Pujol, portavoz del grupo parlamentario de Convergència en el Parlamento catalán. El carnet por puntos ya formó parte del programa de los convergentes en las últimas elecciones autonómicas pero recibió muchas críticas al considerarse muy agresivo.

"No sabemos cómo lo formularemos pero las ganas de integración se tienen que premiar", ha apuntado. "La gente que demuestra una actitud y un comportamiento que facilita su integración en el trabajo, en el barrio, en el pueblo tiene que tener un premio", ha insistido el político nacionalista que ha recordado que el democristiano Josep Antoni Duran i Lleida, secretario general de CiU, ya dijo en su día la frase que ayer espetó Alicia Sánchez-Camacho, presidenta del PP catalán, al afirmar que "en Cataluña y España no caben todos".

Pujol se ha mostrado partidario de un control mayor en la inmigración y ha defendido al Ayuntamiento de Vic porque sostiene que los Consistorios son los que soportan el peso y la carga del hecho que haya una política de inmigración al por mayor. "Y Vic lo ha hecho de forma inteligente, nada electoralista y lo ha planteado desde una vivencia real", ha afirmado.

El alcalde de Vic, Josep Maria Vila d'Abadal (Unió), ha recibido este mediodía el apoyo de alcaldes, regidores y diputados de su partido y también de algunos de sus socios de federación, Convergència, ante la polémica suscitada por la voluntad del equipo de gobierno municipal de prohibir el empadronamiento a los inmigrantes irregulares. El secretario de organización de Unió, Antoni Castellà, se ha mostrado convencido que Vic tiene razón en su empeño de "ordenar y mejorar el servicio a la gente".

Los presentes, unos 70 cargos electos de 20 comarcas distintas, han animado a Vila d'Abadal a seguir adelante aunque no han querido marcar una hoja de ruta ni hablar de iniciar propuestas legislativas. Lo primero es esperar la respuesta del Ministerio del Interior y en función de ésta se verá que hacer,ha admitidoCastellà. El dirigente de Unió ha sido muy crítico con el Gobierno español por calificar injustamente de xenófoba una ciudad integradora como Vic. La peor parte se la ha llevado el ministro de Inmigración y Trabajo, Celestino Corbacho, a quién ha acusado de dejar una "herencia de guetos" en su etapa de alcalde en el Hospitalet de Llobregat y le ha invitado a hacer su trabajo: encontrar soluciones a la inmigración y a fomentar el trabajo.

El secretario de organización de Unió ha recordado que Vic ha sido y continuará siendo una ciudad modelo en cuanto a políticas de integración que "de buenas a primeras han sido criticadas -como el reparto equitativo de inmigrantes en aulas públicas y concentradas o los Espacios de Bienvenida Educativa- y posteriormente se ha visto que servían y han sido imitadas". El presidente del Consejo de Alcaldes de Unió, Marc Prat, ha reclamado al Gobierno español alternativas y medidas para evitar situaciones de saturación de viviendas.

Vila d'Abadal ha agradecido el soporte a una propuesta que insiste "quiere mejorar y poner sobre la mesa el problema de la inmigración". El alcalde ha sido ha aplaudido en varias ocasiones por los participantes.

Contrato de origen

Mientras tanto, Dolors Montserrat, portavoz popular en el Parlamento, ha defendido la postura de Soraya Sàenz de Santamaria de rescatar la idea del contrato de origen y que se pueda solicitar a los inmigrantes un compromiso con los valores constitucionales. "Ya estaba eso en nuestro programa", ha dicho para informar de que esta tarde el Partido Popular celebrará una reunión y un debate interno. Oriol Pujol y David Pérez, portavoz parlamentario adjunto del PSC, saludaron la idea del PP del contrato de origen si bien el socialista lamentó que los populares quieran utilizar a la inmigración como eje de su campaña electoral. "Contrato en origen, mejor; pero una vez aquí, también", ha matizado Anna Simó, la portavoz de ERC, que ha recordado que las leyes de Extranjería compiten al Estado mientras en el caso de Vic se está hablando de acogida.