_
_
_
_
El debate sobre la inmigración

La falta de zonas verdes preocupa más en Vic que los inmigrantes

La llegada de extranjeros ocupa el noveno lugar en lista, presentada hoy por el Ayuntamiento de esa localidad catalana

Las llamadas a ejercer un control más estricto de la inmigración por parte del alcalde de Vic (Barcelona) están poco justificadas a juzgar de la encuesta que el mismo ayuntamiento ha hecho para conocer las preocupaciones de sus ciudadanos. La inmigración, lejos de ser el primer problema de losvicenses ocupa la novena posición de una lista que encabezan el paro, la falta de aparcamiento, la carencia de zonas verdes, la inseguridad y la falta de alternativas de ocio. Sólo el 4,6% de los ciudadanosaluden a la inmigración como principal problema de la ciudad, frente a un 13,9% de entrevistados que se refirieron al paro, o el 12,1% que ven en la falta de aparcamiento el principal déficit. La preocupación por la inmigración ha caído 1,4 puntos respecto a la misma encuesta realizada hace un año.

Más información
Una patronal catalana vincula extranjeros con inseguridad
El PP azuza el debate sobre la inmigración con fines electorales
CiU recupera la idea del 'carnet por puntos' para los inmigrantes
La Abogacía del Estado concluye que "procede" empadronar a todos los inmigrantes

La inmigración sólo es el principal problema de aquellos que piensan que las condiciones de la ciudad empeorarán el próximo año. Un 18% de los encuestados son pesimistas sobre el año 2010 y el 69% de éstos consideran que el motivo de esta degradación se deberá a la inmigración ilegal.

El estudio, presentado esta tarde por el ayuntamiento de Vic, es obra de la empresa Time Consultants y se realizó durante el mes de noviembre con entrevistas a 800 personas del total de 38.000 que residen en la población.

Los votantes de Vic tampoco demuestran, según la encuesta, una especial simpatía hacia el partido xenófobo que lidera Josep Anglada, Plataforma per Catalunya, y que tiene 4 de los 21 concejales del consistorio. Si bien Anglada sigue siendo el político más conocido de la ciudad, su grado de notoriedad ha bajado casi diez puntos en un año. Ahora le conocen el 80,4% de los habitantes, frente al 80% que dice conocer al alcalde, Josep Maria Vila d'Abadal (CiU). La Plataforma per Catalunya obtendría pierde hoy 1,2 puntos en intención de voto.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_