Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fracasa en Ceuta la fusión del partido musulmán con el PSOE

La formación pedía la dirección provincial de Educación o del INEM para acceder a su integración con los socialistas

El PSOE no absorberá a la UDCE (Unión Demócrata Ceutí), el partido musulmán de Ceuta y principal fuerza de oposición. La negociación para que los musulmanes se incorporen a las filas socialistas ha fracasado, según ha anunciado este fin de semana el secretario general de esta formación, José Antonio Carracao. La fusión era la única manera de crear una alternativa de poder al Partido Popular que gobierna la ciudad autónoma con una aplastante mayoría.

El PSOE, (120 afiliados) y la UDCE (unos 700) se habían puesto de acuerdo sobre casi todo desde la composición de las listas electorales, hasta la portavocía del grupo parlamentario pasando por la incorporación de musulmanes a la Ejecutiva. El escollo fue la reivindicación de UDCE de nombrar a uno de los suyos al frente de la dirección provincial de Educación o del INEM, unas competencias que ostenta el Gobierno central.

UDCE "quería un cargo de gestión en el que se visualizara la capacidad del colectivo musulmán para asumir cargos de responsabilidad y ese es un argumento compartido al 100% por mí y por mi Ejecutiva", señaló Carracao. El delegado del Gobierno en Ceuta, José Fernández Chacón, rehusó, sin embargo, destituir a los actuales directores a cambio de la disolución del partido musulmán. Si se hubiese llevado a cabo el grueso de los militantes del PSOE ceutí serían musulmanes.

En Melilla el PSOE no ha seguido la misma pauta. A cambio del mero apoyo de CPM, el partido musulmán que renunció a presentar candidatos en las legislativas de 2008, el Gobierno central nombró ese año a un nuevo director provincial de Educación, Miguel Heredia, afín a la formación musulmana. CPM es en Melilla en principal partido de oposición al PP.