Muere un soldado español en Herat atropellado por el vehículo que reparaba

Se llamaba Christian Quishpe, era de origen ecuatoriano, estaba casado y tenía una hija.- Con su fallecimiento se elevan a 89 los militares españoles muertos en el país asiático

Un joven soldado español ha muerto ayer en Afganistán en un suceso que investiga Defensa. Ha sido atropellado por un vehículo blindado cuando lo estaba reparando en la base de apoyo avanzado hispano-italiana de Herat, al oeste del país. Se llamaba Christian Quishpe Aguirre y era de nacionalidad española pero origen ecuatoriano. Tenía 24 años. Casado y con una hija.

El suceso ha ocurrido a las 14.00 hora española en la zona de mantenimiento de vehículos de la base de Herat. Tras ser arrollado por un vehículo, ha sido trasladado inmediatamente al hospital Role II, donde ha muerto a consecuencia de las graves heridas que presentaba. La familia del soldado ya ha sido informada de su fallecimiento.

Más información

La muerte del soldado Quishpe ha impedido que la ministra de Defensa, Carme Chacón, asistiera a la gala de inauguración de la Presidencia española de la Unión Europea, que se ha celebrado esta tarde en el Teatro Real de Madrid. Chacón se ha encargado de organizar la repatriación del militar, cuyo cuerpo llegará mañana por la tarde a la base de Zaragoza.

Sin fecha de salida

Quishpe había ingresado en el Ejército en septiembre de 2005 y pertenecía al grupo logístico de montaña número 1 de Huesca. El coronel jefe de la base de Herat ha abierto una investigación para aclarar las circunstancias de este accidente. En Herat se encuentran más de la mitad de los 1.000 españoles desplegados en Afganistán, pero muchos se trasladarán a Qal-i-Naw cuando se acabe la nueva base.

La muerte de soldado Quishpe eleva a 89 los militares españoles que han perdido la vida en Afganistán desde que se iniciara la participación española en la misión de la OTAN en enero de 2001, según datos confirmados por el Ministerio de Defensa. La mayoría de ellos (63) perdió la vida en mayo de 2003 en el accidente aéreo del Yak-42. El último fallecido en el país asiático fue el del cabo Cristo Ancor Cabello Santana, que murió en octubre de 2009 como consecuencia de un atentado perpetrado contras las tropas españolas.

Las bajas anteriores se produjeron el 9 de noviembre de 2008, cuando dos militares de la Brigada Ligera Aerotransportable (Brilat), Juan Andrés Suárez García y Rubén Alonso Ríos, murieron a consecuencia de un ataque suicida en Shindand, a unos cien kilómetros de Herat. El presidente de EE UU, Barack Obama, ha fijado en el segundo semestre de 2011 el plazo para iniciar la retirada de sus tropas. Sin embargo, España no ha puesto fecha a su salida de Afganistán.

El edificio del futuro consulado de EE UU en Herat, blanco de cohetes

La policía de Herat ha informado de que el edificio que albergará el consulado de EE UU en esa ciudad afgana ha sido el blanco de tres cohetes, causando solo daños materiales leves.

No se han registardo heridos, pero la policía ha tenido que hacer disparos al aire para dispersar a la multitud que se congregó en el lugar.

El Gobierno de Estados Unidos compró el edificio en 2009 para basar allí uno de los dos consulados que quiere tener fuera de la capital, Kabul, para aumentar su presencia diplomática en el país asiático, sumido en una guerra desde finales de 2001.

Aún no hay diplomáticos establecidos en esa oficina, pero Washington tiene previsto abrir el consulado este año después de hacer renovaciones. Herat está ubicado cerca de la frontera iraní y es en esa provincia donde están desplegadas las fuerzas españolas en el país.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50