Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Policía, Guardia Civil y partidos critican las palabras de Rubalcaba

El ministro del Interior considera que avisar de las posibles acciones de ETA es su obligación

Las declaraciones que realizó el lunes el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, en las que alertaba de una cercana acción terrorista de ETA han levantado una gran polémica y han sido duramente criticadas por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y por algunos partidos políticos. Rubalcaba, por su parte, ha subrayado que hacer este tipo de advertencias es su obligación.

La última en intervenir en la polémica ha sido la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que ha afirmado que las declaraciones del ministro del Interior han causado "extrañeza en mucha gente y también en el PP". La responsable del PP ha confesado que el propio Rubalcaba había comunicado esta advertencia por teléfono a Federico Trillo. Ha señalado que ahora esperan y suponen "que el Ministerio del Interior, además de la advertencia, haga todo por evitar que esa situación se produzca".

Su obligación

Los principales sindicatos policiales (SUP, CEP y SPP) y la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) han calificado de "inoportunas" las declaraciones del ministro y algunos incluso le reprochan que se hayan enterado de esa "posible situación excepcional" por los medios de comunicación. Además de estos colectivos, también se han pronunciado al respecto los escoltas: al presidente de la Asociación Española de Escoltas (ASES), Vicente de la Cruz, le parece "terrible" la advertencia del titular de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, porque les "ha puesto en un estado de alerta tremendo", sin haberles dado, dicen, información previa.

En el mismo sentido se ha manifestado el portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, quien se ha mostrado "cauto" a la hora de valorar las declaraciones de Rubalcaba. En su opinión, las administraciones "no están para provocar la alarma en la población y, menos aún, para jugar con datos reales o ficticios que puedan permitir poner en marcha operaciones propagandísticas". Asimismo, el diputado del PNV en la Cámara Baja ha afirmado que si Interior "tiene realmente información" que apunta a la hipótesis de un posible secuestro, "lo que debería hacer es actuar en consecuencia con toda la eficacia de la que sea capaz para impedir que los delitos que dicen que se pueden producir próximamente se produzcan realmente y hacerlo con discreción, silencio y mucho".

Por su parte, el consejero de Interior vasco, Rodolfo Ares, se ha reafirmado en las declaraciones de Rubalcaba sobre el riesgo de un atentado o un secuestro. "Es fruto de un análisis que nos parece muy razonable. No tenemos un dato concreto de a quién podrían secuestrar, pero sería alguien relevante que les podría dar mucha repercusión mediática", ha asegurado en la Cadena SER.

"ETA tendría capacidad para hacer un secuestro; está más débil que nunca, tiene menos apoyo social e infraestructuras pero tiene capacidad para hacer daño", ha añadido. Preguntado por cuántos comandos tiene operativos la banda, Ares ha señalado que dispone de "infraestructura" suficiente, pero no ha querido "especular" sobre datos concretos. "Estamos tomando todas las medidas para intentar ponérselo muy difícil reforzando todas las medidas de seguridad", ha indicado Ares.

El Gobierno vasco ha defendido lo hecho por Rubalcaba como una "obligación" del ministro del Interior, mientras el presidente del PP, Antonio Basagoiti, cree que el aviso debe servir para que la sociedad tome las medidas oportunas. El propio ministro ha salido al paso de la polémica al asegurar que su advertencia de ayer no fue una "ocurrencia", sino algo que valoró "seriamente". Rubalcaba, en una entrevista en Radio Euskadi, ha señalado que era su deber "decir a la gente que ande con cuidado. Los posible objetivos debemos ponerlos en alerta".