Julià de Jòdar gana el Premio Carlemany de novela

El galardón, que otorga el Gobierno de Andorra, está dotado con 42.000 euros

El "desencanto del sueño catalán" y, hasta cierto punto, "un afán de dejar en pelotas a una generación", los nacidos en los años 40, "que han entregado a los otros un mundo peor del que ellos encontraron". Con esa dureza fruto de cierta decepción vital, Julià de Jòdar (Badalona, 1942) defiende su nueva novela, La pastoral catalana, con la que ha obtenido en Andorra el 16º Premio Carlemany de novela, dotado con 42.000 euros y convocado por el gobierno andorrano, la Fundación Enciclopèdia Catalana y las editoriales Proa y Columna.

La trayectoria de De Jòdar, una de las más sólidas de los últimos años en la narrativa catalana (con, por ejemplo, sus premios Sant Jordi y Serra d'Or de 2006 por El metall impur o su traducción de las obras de Doctorow), promete una novela rica en matices y mensajes tras el argumento de un curtido periodista y su pareja que viajan a Miami para ayudar a un amiga. Y lo hace ya desde el título, con clara referencia a Philip Roth y su Pastoral americana, o el ácido desencanto ante el sueño americano. "Es una expresión de nuestra vulnerabilidad, una queja de esa cobardía disfrazada de modestia, ese renunciar a acabar las cosas; ese autoexaltarnos y terminar las iniciativas de manera flojita", enumera con esa retahíla los argumentos que quiere denunciar en su obra, que será publicada en enero por Proa.

Lo más visto en...

Top 50