Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los primeros ingenieros aeronáuticos alzan el vuelo en Cataluña

Hoy se ha graduado la primera promoción en la sede de la Universitat Politécnica de Catalunya de Terrassa

María de Soria, además de ser la primera de su promoción con una nota media de 9,05, forma parte de la primera hornada de ingenieros aeronáuticos que se gradúa en Cataluña, en la Escuela Técnica Superior de Ingenierías Industrial y Aeronáutica de Terrassa (Barcelona), perteneciente a la Univesitat Polit?cnica de Catalunya (UPC). Su afición por el mundo del espacio le viene de pequeña y lo ha vivido intensamente en su familia, donde hay algún físico que incluso ha trabajado para la Nasa. María alerta que si la industria aeronáutica no se empieza a desarrollar habrá una fuga de cerebros, tal y como pasa en otros sectores. De momento, ella ha ido a trabajar a Cambridge (Reino Unido) en un laboratorio de prospección espacial.

El 54% de los graduados son mujeres, como Ana Sainz, segunda de la promoción, que decidió estudiar aeronáutica cuando a los 7 años le dejaron subir a un avión y estar en la cabina del piloto. El tercero de la promoción es Pau Nualart, que siempre había querido estudiar arquitectura, como su padre, pero ahora afirma aliviado: "Suerte que no lo hice, porque ahora estaría buscando trabajo". Pau trabaja actualmente para la empresa Alstom.

Esta tarde, la Escuela Técnica Superior de Ingenierías Industrial y Aeronáutica de Terrassa se ha vestido de gala para celebrar la graduación de la primera promoción de ingenieros aeronáuticos, formada por 25 estudiantes. La titulación se empezó a cursar en Terrassa hace cinco años; entonces, eran 60 estudiantes. Actualmente, la carrera sólo ofrece 80 plazas y tiene la nota de corte más alta de Cataluña. Además de Terrassa, Ingeniería Aeronáutica sólo se puede cursar en Madrid, Valencia, Sevilla y León.