El inspector del 'caso Faisán' dice que estaba con Marlaska en el momento del 'chivatazo'

El responsable policial de la operación se defiende de las acusaciones que le sitúan como hipotético delator a la red de extorsión de ETA

El Inspector de Policía que dirigió al equipo que investigó el chivatazo policial a la red de extorsión de ETA se ha defendido de las acusaciones que le sitúan como hipotético autor de la delación a Joseba Elosúa, dueño del bar Faisán donde se entregaban los pagos del llamado impuesto revolucionario de la banda terrorista. El responsable policial asegura que en el momento de los hechos, el 4 de mayo de 2006, él se encontraba reunido con el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska, quien dirigía la operación contra ese aparato de financiación.

"A la hora en que se produjo la delación yo me hallaba precisamente junto a dos inspectores de mi sección, sentado frente a usted [el juez Marlaska] en su despacho del juzgado repasando las últimas novedades operativas de la tarde anterior", dice el inspector por medio de un documento firmado ante notario y difundido a los medios de comunicación. Este policía añade en su defensa que la misma tarde del 4 de mayo de 2006 en la que ocurrieron los hechos estuvo "codo con codo" junto al juez "haciendo lo imposible para que la Policía francesa detuviera a Elosúa y a CAU en Bayona".

Más información

En su declaración, el inspector de la policía muestra su sorpresa porque "sólo unos meses después de que se conformase el equipo hispano francés que investigaría el aparato de extorsión de ETA dos policías, de forma canallesca y servil, colaborarían con los terroristas para reventar una operación que se venía investigando desde 2004 por mi sección y que iba a culminar ese día pillándoles con las manos en la masa después de tantos meses de esfuerzo y dedicación".

La cámara sin funcionó

También niega que la cámara que grababa el Bar Faisán dejase de funcionar justo el día en el que se produjo el chivatazo. "Quizas lo dicen porque tampoco saben que la cinta de ese día, con las imágenes, se remitió íntegra al juzgado y así consta en el procedimiento, y que precisamente nos basamos en ella para fijar alguno de los criterios de investigación, como así consta también en los informes policiales remitidos al Juzgado". La Fiscalía, en su escrito de petición de archivo de la causa, explicaba que el bar contaba con dos entradas y que la cámara tan solo enfocaba a la entrada principal.

A la hora de ofrecer estas explicaciones, el inspector -quien se autodefine como una "víctima"- se refiere a la imposibilidad de revelar datos de la investigación, pero hace una excepción a la hora de exculpar al comisario Manuel Risco. Nuestra investigación determinó que Manolo no había tenido absolutamente nada que ver con la delación siendo una víctima más de quien sí la hizo (lo mismo me procesan ahora por revelar este secreto de nuestra investigación)", dice.

Lo más visto en...

Top 50