Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La investigación del 'caso Gürtel'

El alcalde de Boadilla expulsa del grupo municipal del PP a González Panero

El ex regidor, imputado en el 'caso Gürtel', tenía de plazo hasta las dos y media para renunciar al acta de concejal pero el partido no espera a agotarlo

El alcalde de Boadilla del Monte, Juan Siguero Aguilar, ha anunciado hoy la expulsión del grupo municipal popular en la localidad madrileña del ex regidor Arturo González Panero, imputado en el caso Gürtel.

El grupo del PP en el Ayuntamiento de Boadilla se ha reunido hoy y, según una nota, ha decidido la expulsión de González Panero, a quien Siguero había dado de plazo hasta hoy para que formalizara su salida de ese equipo. El ex regidor tenía hasta las dos y media para presentar por escrito la renuncia de su acta de concejal en el Registro Municipal pero ni siquiera se ha esperado a que concluyera el plazo porque todo apuntaba a que González Panero se iba a negar a dejar su acta, a diferencia del ex alcalde de Pozuelo de Alarcón, Jesús Sepúlveda, que sí lo hizo el pasado viernes.

Concejal no adscrito

Según el comunicado del Ayuntamiento, si González Panero opta por seguir como edil "pasará a ser concejal no adscrito con las atribuciones y facultades propias que marca la Ley". El grupo municipal popular ha enviado una carta al ex alcalde en la que afirma: "Es evidente que la personación del Partido Popular en las citadas diligencias (del caso Gürtel) es incompatible con tu permanencia en el grupo". Lo justifica en que esa permanencia "podría perjudicar la defensa jurídica que estás realizando en las mencionadas diligencias, puesto que con ello se ha producido un evidente conflicto de intereses de carácter jurídico, que no queremos ni podemos obviar".

El escrito dirigido a Panero apunta también que esa expulsión "no supone, en modo alguno, poner en cuestión el derecho constitucional de presunción de inocencia que te corresponde".

La semana pasada cuatro de los cinco políticos madrileños imputados en la trama (los diputados regionales López Viejo, Bosch, Martín Vasco y el ex alcalde de Pozuelo, Jesús Sepúlveda) renunciaron a su adscripción al PP. Sepúlveda ha renunciado también a su acta de concejal, mientras que los tres diputados de la Asamblea de Madrid han decidido conservar el escaño.