Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Localizada la pistola del etarra que se hirió en la mano

Ibai Sueskun fue detenido el sábado tras presentarse en una granja para pedir ayuda

Un excursionista localizó el sábado por la tarde la pistola con la que el presunto miembro de ETA Ibai Sueskun González se hirió en una mano, según han informado fuentes de la lucha antiterrorista.

El arma fue encontrada junto a un camino de la localidad de Lescun por un excursionista que dio aviso a la Gendarmería cuyos agentes se hicieron cargo de la pistola. El excursionista desconocía que unas horas antes Ibai Sueskun se había presentado en una granja de la localidad solicitando ayuda con lesiones en una mano por un disparo de bala. Los dueños avisaron a la policía, ante la que se identificó como miembro de la banda terrorista.

Sueskun tenía en su poder un cargador de la pistola, pero no el arma, así como 600 euros en efectivo. El etarra fue trasladado por los gendarmes al hospital de Oloron Sainte Marie, el más cercano a Lescun, donde recibió las primeras atenciones médicas. Este domingo fue llevado al hospital de Bayona.

Ibai Sueskun, natural de Pamplona, se encontraba huido desde hace un año a raíz de una operación realizada por el Cuerpo Nacional de Policía contra un grupo de violencia callejera en la capital navarra. En esa operación, fue detenido un hermano de Ibai, que permanece desde entonces en prisión.

Diez kilos de explosivos en el último 'zulo' de ETA

La Guardia Civil analizará el material explosivo hallado en el zulo de Confrides (Alicante) para buscar "similitudes" con otros utilizados o incautados a ETA y determinar, si es posible, la autoría del zulo alicantino, ha informado este lunes el comandante jefe del Cuerpo armado en Alicante, Antonio Castro. El objetivo es "llegar a posibles coincidencias", ha añadido Castro, quien ha descartado detenciones relacionadas con el zulo hallado el pasado fin semana en un paraje de Confrides.

Castro ha explicado que el material encontrado en el zulo -10 kilos de amonal o amosal, seis temporizadores con el anagrama de ETA, una decena de detonadores, cinco metros de cordón detonante y cuatro comprobantes de circuito- será analizado por los servicios centrales de explosivos de la Guardia Civil. "Se está analizando y será importante saber también para que podría haber sido utilizado", ha añadido Castro.

Preguntado por la posible existencia de otros zulos en esta provincia, el comandante jefe de la Benemérita ha apuntado que, si bien las labores de rastreo realizadas en la inmediaciones del zulo de Confrides han descartado esta posibilidad, "nadie puede garantizar" que no pueda haber otro en algún lugar de la provincia.