Se entrega un etarra herido de bala

La gendarmería detuvo ayer en el sur de Francia, cerca de la ciudad de Pau, a un etarra que se presentó en una granja para pedir auxilio por una herida de bala que tenía en una mano. Los dueños avisaron a la policía, ante la que se identificó como miembro de la banda terrorista.

El etarra fue trasladado a un centro hospitalario de la localidad de Oloron Sainte Marie. Se identificó a las fuerzas policiales como Ibai Sueskun, natural de Pamplona. Sueskun, de 23 años, se encontraba huido desde hace un año a raíz de una operación realizada por el Cuerpo Nacional de Policía contra un grupo de violencia callejera en la capital navarra. En aquella operación fue detenido un hermano de Ibai, nacido el mismo día que él, que permanece desde entonces recluido en prisión.

Más información
ETA frena las iniciativas de Arnaldo Otegi
Detenidos en Montpellier dos responsables del aparato militar etarra
Localizada la pistola del etarra que se hirió en la mano
Detenido en Francia el máximo dirigente político de ETA

El terrorista podría estar entrenando con armas en las inmediaciones cuando resultó herido. En el momento de la detención portaba documentación falsa y el cargador de una pistola.

Sueskun ya había sido arrestado en enero de 2007 por desobediencia y por colaboración con la banda armada. Al joven se le relaciona con al menos cinco acciones de violencia callejera que se produjeron entre 2006 y 2008.

Pocas horas después de la detención de Sueskun, una senderista halló en Confrides (Alicante) un zulo reciente de la banda terrorista que contenía bidones de material explosivo. Los agentes de la Guardia Civil descubrieron al llegar al lugar que algunos de los bidones hallados tenían el anagrama de ETA. El alcalde de la localidad, José Buades, se mostró muy sorprendido por el hallazgo. En dos de los bidones encontrados había 10 kilos de amonal en buen estado, 3 temporizadores y 10 detonadores.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS