Los escándalos que afectan al PP

Rajoy y Camps se reúnen en secreto durante cinco horas

La cita se produjo esta tarde en el Parador de Alarcón, a medio camino entre Madrid y Valencia

El presidente del PP, Mariano Rajoy, se ha reunido este miércoles por la tarde para almorzar con el presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, en plena tensión por las consecuencias de la investigación policial sobre supuesta financiación ilegal del PP en la Comunidad Valenciana. La cita, según han confirmado fuentes del PP, se ha producido en el Parador de Alarcón (Cuenca), a medio camino entre las dos capitales, y se ha prolongado hasta más de cinco horas.

Según ha adelantado la Cadena SER, para proteger la discreción de la cita, que no figuraba en las agendas de ninguno de los dos, Rajoy y Camps se han resguardado tras un biombo intentando no ser vistos por el resto de huéspedes del establecimiento hotelero. Rajoy acudió por la mañana al Congreso de los Diputados y de allí viajó hasta el lugar de la cita. Camps, sin embargo, no ha aparecido en toda la jornada en el pleno de política general que se celebra en las Cortes valencianas.

Más información
El PP redobla la presión pero Camps se queja y evita forzar dimisiones

Cospedal no supo del encuentro

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, aseguró anoche que no tiene "constancia" de la celebración de la reunión. "No tengo la constancia por ellos", dijo en referencia a sus compañeros de partido, "de que eso haya sido así o durante el tiempo que se dice que se ha hecho y, por lo tanto, no lo voy a comentar". "La verdad de lo que sé es que el conocimiento que se ha tenido", especificó Cospedal, "ha sido por medios de comunicación. Esta tarde no he hablado ni con Rajoy ni con Francisco Camps".

El encuentro se produce en medio de la tensión entre la dirección nacional del PP y la regional ante las revelaciones sobre posible financiación ilegal del PP valenciano. Durante meses, Rajoy ha defendido a Camps y su equipo desde Madrid ante las acusaciones de haber recibido regalos de la trama empresarial Gürtel. El caso fue archivado por el TSJ de Valencia . Sin embargo, un informe policial de la misma investigación ignorado deliberadamente por el tribunal y revelado la semana pasada detalla una red de presunta financiación ilegal del partido que supuestamente amparaban y dirigían todos los hombres más cercanos a Camps.

Ante las nuevas informaciones ha cundido la preocupación entre la dirección nacional del PP, que por primera vez desde que estalló el escándalo Gürtel ha presionado públicamente a Camps. El lunes, la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, pidió veladamente una actuación "contundente" por parte del PP valenciano. Se refería a dimisiones en el entorno inmediato de Camps, especialmente el secretario regional, Ricardo Costa, y el vicepresidente Vicente Rambla. Ambos aparacen en la investigación moviendo los hilos de la trama de posible financiación ilegal del partido a través de las empresas de Álvaro Pérez, El Bigotes, y otras empresas adjudicatarias de contratos de la Generalitat.

María Dolores de Cospedal ha insistido en público en que "el que haya hecho algo que no tiene que hacer" no tiene sitio en el PP.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS