Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La financiación irregular del PP valenciano

El PP no aclara si la comisión de investigación propuesta por Camps es suficiente

La portavoz popular se aferra al discurso de Rajoy.- Costa solicita que se auditen también las cuentas de los socialistas valencianos

La portavoz del grupo del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado que a ella no le corresponde "decidir si debe haber dimisiones" en las filas de los populares valencianos. La portavoz popular ha tenido que responder varias preguntas sobre el escándalo que salpica al PP de la Comunidad Valenciana, en entredicho desde que se indicara la existencia de una trama de financiación ilegal vinculada con la red corrupta del caso Gürtel.

Sáenz de Santamaría se ha remitido a las declaraciones de este lunes del líder del PP, Mariano Rajoy, y de su número dos, María Dolores De Cospedal, ya que ambos marcaron "la pauta" a seguir en esta tesitura. "Pero no estaría de más saber la posición del PSPV sobre esa comisión de investigación. Sería bueno saber si están dispuestos a actuar con la misma transparencia que nosotros venimos aplicando", ha declarado.

Previamente, el PP ha solicitado en Las Cortes Valencianas una comisión de investigación sobre sus cuentas y las del PSPV-PSOE como medida "contundente" pedida por la dirección nacional del PP a raíz del informe policial sobre la supuesta financiación irregular de los populares valencianos.

Discurso cerrado de Costa

Así lo ha anunciado este martes el secretario general del PP de la Comunidad Valenciana (PPCV), Ricardo Costa, en una declaración sin preguntas ante los periodistas minutos antes de comenzar en el Debate sobre el Estado de la región.

Según ha recordado, el PPCV ha adoptado cuatro medidas "de carácter excepcional": ha pedido una auditoría externa a una firma "internacional", ha presentado la contabilidad del PPCV para que "vuelva a ser auditada por el Tribunal de Cuentas", ha interpuesto una denuncia contra los autores del informe policial y ha solicitado la citada comisión parlamentaria. Respecto a esta iniciativa, el PPCV ha comunicado a los socialistas valencianos que está dispuesto "a trabajar con ellos en la elaboración del programa de esta comisión".

Génova exige medidas contundentes

"Estas son las medidas contundentes que nos ha pedido el partido a nivel nacional y que el PP de la Comunidad Valenciana ha aceptado", ha remarcado Costa. Por otra parte, ha negado que haya pedido "la dimisión de ningún dirigente" de su partido, "ni de forma concreta" del vicepresidente primero del Gobierno valenciano, Vicente Rambla, quien le parece "un puntal fundamental del partido y del Gobierno" y además es "amigo personal".

"El informe es falso y por tanto no tiene que dimitir", ha manifestado el secretario general de los populares valencianos. Todos los diputados del PP aplaudieron calurosamente a Camps cuando entró en el Hemiciclo al inicio del debate, informa Miguel Olivares. Ese calor contrastó con la frialdad con que Camps saludó a Ricardo Costa o el incómodo gesto de Vicente Rambla, vicepresidente primero del Consell y salpicado por el informe policial, quien hizo lo posible por evitar el abrazo de Costa y reducir el saludo a un apretón de manos. Gerardo Camps, vicepresidente segundo del Consell, no ha asistido a la declaración de Camps por problemas de salud.