Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los escándalos que afectan al PP

El PP en bloque respalda las denuncias de Cospedal

Arenas asegura que "todo el partido" piensa que se utilizan medios del estado contra ellos.- Nebrera lo considera un "error político".- El PSOE vuelve a pedir la dimisión de la número dos

El Partido Popular en bloque respalda las denuncias sobre espionaje político lanzadas la semana pasada por la secretaria general de la formación, María Dolores de Cospedal, y que han suscitado una gran polémica que afecta no sólo a políticos, sino también a jueces, policías y administraciones.

El último en respaldar la actuación de Cospedal ha sido el vicesecretario del PP y líder de la formación en Andalucía, Javier Arenas, quien ha asegurado durante un acto con militantes del partido en Sevilla que "todo el partido piensa" que se están utilizando los medios del estado contra ellos "como no se había hecho en 30 años en democracia".

Una de las pocas voces disonantes dentro del partido es la de la diputada en el Parlamento catalán Montserrat Nebrera, quien se ha desmarcado de la línea marcada por Cospedal. Para Nebrera, estas afirmaciones se tratan de "un error político". "Probablemente [Cospedal] se haya equivocado, no digo que no", ha afirmado Nebrera en declaraciones a TV3, aunque ha apuntado que cuando la número dos del PP hace este tipo de acusaciones "seguramente está pensando en cosas que han pasado; pero que las pueda probar es muy complicado".

Nebrera ha señalado que es posible espiar a personas sin que se den cuenta, de la misma manera que también pueden producirse casos de corrupción. "Más de una vez nos ha pasado que decimos cosas que podemos saber que son ciertas, podemos tener la convicción moral de que existen, pero no se pueden probar", ha insistido.

Cuatro días sin pruebas

Tras las críticas de la semana pasada desde el PSOE a la número dos del PP, en la que se exigió que aportara las pruebas de los supuestos pinchazos telefónicos o dimitiera, la Ejecutiva Federal socialista ha vuelto hoy a pedir la marcha de Cospedal porque "han pasado cuatro días sin que haya presentado pruebas". En un comunicado, la secretaria de Política Internacional del PSOE, Elena Valenciano, afirma que Cospedal, "por un mínimo de sentido común y de decencia democrática, debería formalizar su denuncia en los tribunales o bien asumir responsabilidades y dejar la vida política".

En consonancia con este comunicado, la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, ha insistido en la "gravedad" de las acusaciones de Cospedal y ha reclamado que denuncie o se retracte. "Han pasado varios días y la secretaria general del PP no ha hecho ni una cosa ni la otra. El tiempo corre", ha asegurado.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, optó el pasado viernes por una respuesta más templada que las del ministro de Fomento, José Blanco, o la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández De la Vega. Zapatero se limitó a pedir a los dirigentes del PP "sentido de la responsabilidad" y destacó que la justicia funciona en España de acuerdo al estado de Derecho.

Pero, según ha insistido hoy Valenciano, el PP "opta por ensuciar la vida política y acusar a los demás difundiendo calumnias, en lugar de dar explicaciones sobre las vinculaciones de algunos de sus dirigentes con los cabecillas de la trama corrupta que le pagaba los trajes al presidente valenciano, Francisco Camps".

Sobre los casos de corrupción que salpican al PP, Nebrera considera que la corrupción es transversal, aunque exista "más de una persona interesada" en relacionar únicamente a los populares con este tipo de situaciones. La diputada se quejó de que existe una cierta diferencia de trato con los casos que afectan al PP, e insistió en que la corrupción "no tiene que ver con los partidos políticos, sino con las personas colocadas ante la tentación".