Fallece un hombre por la explosión de diez docenas de cohetes

La víctima tenía almacenados los artefactos pirotécnicos, cargados con cinco kilos de pólvora en un hórreo en Cangas de Onís

Un hombre de 56 años ha fallecido esta mañana al explotar alrededor de 120 cohetes con una carga aproximada de cinco kilos de pólvora que tenía almacenados en un hórreo situado en la localidad de Perlleces, en el concejo asturiano de Cangas de Onís. Los restos mortales de la víctima han tenido que ser rescatados de entre los escombros del hórreo, que ha quedado completamente destrozado, por efectivos de los Bomberos de Asturias.

Al parecer, los cohetes se encontraban en una bodega de hormigón situada bajo el hórreo e iban a ser utilizados en las fiestas de la localidad, que se celebran la próxima semana, según han explicado algunos vecinos. Según estos mismos vecinos, la explosión ha tenido lugar en un momento en el que el hombre se encontraba solo en el hórreo y afilaba una guadaña con una herramienta eléctrica. Una de las chispas podría haber sido el detonante de la explosión, que se ha oído a unos dos km de distancia y que ha provocado una gran humareda.

A su llegada al hórreo, los bomberos han comprobado que no había más personas afectadas por la explosión, han precintado la zona y han procedido al rescate del fallecido, que había quedado atrapado por una viga.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS