Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estabilizado el incendio de Ávila

Extinguidos los fuegos de Alloza y Los Olmos

El incendio provocado en el Valle del Tiétar, al sur de Ávila, no ha sido aún controlado, pero la Junta lo considera "estabilizado, con riesgo de reproducción", según informó a última hora de este jueves la Delegación Territorial de la Junta en Ávila. El frente sur, en El Arenal (Ávila), es uno de los que más preocupaban, tras lograrse que las llamas no avanzaran con tanta virulencia por la vertiente norte, en torno al puerto del Pico. Las llamas también persisten e el frente oeste, en Navarredonda de Gredos. El jueves por la mañana había afectado a más de 5.000 hectárea.

Más de 900 personas y 28 medios aéreos trabajaron en la extinción del fuego, según los datos de la Delegación. De entre ellos, se mantienen actuando en la zona aeronaves de Defensa procedentes de bases de toda la comunidad así como de Cabeza de Buey (Badajoz), Villares de Jadraque (Guadalajara), Huelma (Jaén), Tineo (Asturias), Torrejón (Madrid), Talavera (Toledo), Cuenca, Xinzo de Limia (Ourense) y Labacolla (A Coruña). Además, entre las fuerzas terrestres de extinción de incendios figuran cuatro unidades de la Unidad Militar de Emergencias, con 361 efectivos, 21 autobombas y seis máquinas bulldozer. El fuego ya alcanzó superficies incluidas en el Parque Regional de la Sierra de Gredos, en los términos municipales de Cuevas del Valle y Mombeltrán, y en la Reserva Regional de Caza Sierra de Gredos.

La situación en Aragón

Estos límites "no significan nada en cuanto a la riqueza de lo que desgraciadamente hemos perdido", ha dicho el delegado de la Junta en Ávila, Francisco José Sánchez. El fuego, que se inició a primera hora de la tarde del martes en el término municipal de Arenas de San Pedro, se ha cobrado dos vidas. Se trata de un profesor de instituto que fue alcanzado por las llamas con su casa de campo en el término municipal arenense en la jornada del martes, y que este jueves fue despedido por sus familiares y amigos, y la de un capataz atropellado el miércoles por un buldózer, que fue despedido en la localidad madrileña de San Martín de Valdeiglesias. Mientras tanto, el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón ha dado por extinguidos los incendios de Alloza y Los Olmos, mientras continúan las labores de refresco y vigilancia sobre la superficie calcinada de los incendios de Aliaga, Valdeltormo, Mazaleón, todos ellos en la provincia de Teruel.

Estos fuegos fueron provocados por la tormenta eléctrica registrada el pasado 21 de julio, que dejó caer unos 5.000 rayos, y provocó siete grandes incendios, seis de ellos en la provincia de Teruel y uno en la de Zaragoza, que han afectado a 12.031 hectáreas, y ya están controlados o extinguidos. Las brigadas continúan trabajando en el incendio declarado el miércoles en Jaulín, a 28 kilómetros de Zaragoza, que ha sido estabilizado tras calcinar unas 1.670 hectáreas, de las que 1.238 son superficie forestal y 432, agrícola. Por términos municipales, el más afectado es Torrecilla de Valmadrid, con 985 hectáreas, seguido de la Puebla de Albortón (460), María de Huerva (160) y Jaulín (62).