Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los escándalos que afectan al PP

Rajoy, a los suyos: "Aquí estamos aunque algunos no quisieran"

Horas antes de que Bárcenas dimita como tesorero, el presidente del PP agradece el apoyo en el 'caso Gürtel' y dice que "le hacía falta".- Reafirma que hay una campaña contra ellos "en la que participan funcionarios"

En un claro reconocimiento de que la situación es muy complicada para el partido tras los avances de la investigación en el caso Gürtel, el presidente del PP, Mariano Rajoy, ha agradecido a los suyos, en la última reunión de la ejecutiva del partido antes de vacaciones, el apoyo que está recibiendo por la gestión de este caso de corrupción que afecta a varios de sus dirigentes. "Agradezco a todos el apoyo que se me ha brindado y que me hacía falta", ha asegurado Rajoy en el seno de la reunión celebrada en la sede de la calle Génova.

Estas declaraciones han sido realizadas horas antes de que Luis Bárcenas presentase su dimisión como tesorero del PP tras una reunión con el propio Rajoy para explicarle que había tomado la decisión de abandonar temporalmente su puesto.

El líder del PP ha cargado de nuevo contra el Gobierno y los medios de comunicación a quienes ha denunciado en los últimos días por las noticias publicadas sobre el caso Gürtel. "Aquí estamos, aunque algunos no quisieran que estuviéramos", ha afirmado. Durante la reunión, Rajoy ha asegurado que "a pesar de la campaña brutal contra el PP, en la que colaboran algunos funcionarios, estamos en posición de ganar las elecciones".

En opinión de Rajoy, los datos del último barómetro del CIS, publicados ayer, significan que su partido está "3,5 ó 4 puntos" por encima del PSOE y ha añadido: "El balance se mide en votos y esto es muy positivo". Por último, ha arremetido contra el presidente del Gobierno, de quien ha asegurado que "se ha quedado desnudo ante la opinión pública con esta campaña" contra el PP.

Apoyo público, críticas en privado

Pese a que en privado numerosos dirigentes del partido critican el inmovilismo de Rajoy por no haber cesado a Bárcenas, que ha presentado este martes su dimisión, imputado en la causa y quien compareció la semana pasada ante el Tribunal Supremo, ningún miembro de la dirección censura públicamente las decisiones de su líder.

En la reunión, a la que no han acudido los presidentes de Valencia y Madrid, Francisco Camps -también imputado- y Esperanza Aguirre, pero sí ha estado presente Bárcenas, no se ha hecho mención alguna al caso del espionaje en Madrid, reactivado ayer después de que la juez imputara a tres agentes fichados por el consejero de Interior, Francisco Granados. Tras las palabras de Rajoy, tampoco se han producido intervenciones los miembros de la ejecutiva.

Sobre la denuncia presentada por el PP contra las supuestas filtraciones, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha señalado hoy que "pone la mano en el fuego" por su secretario de Estado del Interior, Antonio Camacho, y por todo su equipo, informa F. J. Barroso. El ministro del Interior ha destacado en todo momento la profesionalidad de su equipo y ha adelantado que las investigaciones demostrarán que las filtraciones no han partido de su ministerio. "Sé que para un político es difícil poner la mano en el fuego por alguien pero en mi caso lo tengo muy claro y lo haré hasta diez veces", ha afirmado rotundo el ministro.