Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco hermanas y un destino

Detenidas por secuestrar y agredir a una joven que mantuvo una relación con uno de sus maridos

La vida real es a menudo un filón para el celuloide. Y la inspiración en este caso podría venir de Elda (Alicante), donde hace dos semanas se produjo un suceso insólito que ha terminado con la detención de cinco hermanas por secuestro, lesiones, robo con violencia y amenazas a una joven que al parecer mantuvo una relación sentimental con el marido de una de ellas, según han explicado hoy fuentes del Cuerpo Nacional de Policía.

La joven, de 21 años, paseaba por el centro de esta población el pasado jueves, 11 de junio, acompañada de su hermana de dos años y de su hijo de cuatro. Eran alrededor de las 16.30. Fue en ese momento cuando desde una furgoneta que llevaba abordo a cinco mujeres y a tres niños reclamaron la atención de la joven llamándola por su nombre. Al momento, los ocupantes de la furgoneta lograron introducir a la fuerza a los dos menores para obligar a joven a subir al vehículo, cosa que hizo. El paseo se convirtió a partir de ese momento en viaje corto y desagradable. La furgoneta fue conducida hasta un descampado de la misma localidad donde sus ocupantes vejaron, lesionaron y robaron el bolso y las pertenencias a la joven. Todo en presencia de su hijo y su hermana. El relato policial asegura que las agresoras amenazaron con matar al hijo de la joven y a su familia si denunciaba el episodio.

Tras los hechos, los tres fueron introducidos de nuevo en la furgoneta y trasladados hasta el Puente de Monóvar, donde finalmente les dejaron bajar del vehículo. Ya por sus propios medios, la agredida y los dos menores acudieron a una farmacia de la zona donde pidieron auxilio. Y fueron los dependientes del establecimiento quienes avisaron a los servicios sanitarios. La joven sufrió numerosas lesiones y ha permanecido hospitalizada hasta el pasado lunes, 22 de junio. En cualquier caso, tardó algo más en denunciar los hechos de los que fue víctima y no fue hasta el miércoles 24 cuando se acercó hasta la comisaría de la población para comunicar lo ocurrido. Pese a ello, en un principio no se atrevió a revelar la identidad de sus agresoras y por miedo aseguró que éstas le eran desconocidas.

La investigación inició sus pesquisas y tras averiguar el lugar donde fue introducida en la furgoneta conocieron también los rumores de que fueron cinco hermanas las autoras de la agresión. La joven acabó contando todo lo ocurrido a los agentes y la investigación ha terminado con la detención de las cinco hermanas: J.A.T., M.A.T, I.A.T, R.A.T. y S.A.T. Cuatro de ellas han pasado a disposición judicial.