PP y CiU critican el nuevo sistema de financiación mientras el Gobierno catalán no se pronuncia

El Ejecutivo aportará unos 9.000 millones de ingresos adicionales.- De la Vega rechaza "sacralizar" el 15 de julio como fecha tope para el acuerdo

Fernández de la Vega y Salgado, durante la rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros.
Fernández de la Vega y Salgado, durante la rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros.EFE

El PP calatán ha calificado esta tarde de "burla en toda regla" hacia Cataluña el anuncio hecho por la mañana por el Gobierno de que aportará 9.000 millones de euros de ingresos adicionales a la nueva financiación autonómica. CiU ha tildado la cifra de "humillante", mientras que el Gobierno catalán no ha querido valorar el dato, aunque ha reconocido que no ven cambios en la postura del Ejecutivo central que permitan llevar a un acuerdo.

La ministra de Economía y vicepresidenta segunda de Gobierno, Elena Salgado, adelantaba el montante en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. "Sobre esa cifra [9.000 milllones] seguimos trabajando, con una periodificación que se deriva de las especiales circunstancias de nuestras finanzas públicas", ha puntualizado. Preguntada por si esta cantidad son los 10.000 millones que ya anticipó Manuel Chaves cuando todavía era presidente de la Junta de Andalucía -y que consideró, junto con Cataluña, insuficientes-, ha asegurado que no le "consta" que esa cifra haya sido pronunciada, "al menos en público". En esta línea, ha explicado que lo que el Ministerio de Economía y Hacienda está proponiendo a las comunidades "no es sólo una cifra, sino un nuevo sistema en su conjunto".

Nada de "sacralizar" el 15 de julio

Según ha dicho Salgado, es "algo más" que los recursos adicionales que se ponen sobre la mesa. Además, ha señalado que la semana próxima tendrá lugar un Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) para concretar la limitación de déficit de las autonomías. "Creemos que lo que ponemos sobre la mesa da respuesta a necesidades de las comunidades y no desistimos de lograr que lo piensen. Las negociaciones con Cataluña y el resto de autonomías no se han parado en ningún momento y esperamos un acuerdo antes del 15 de julio, pero no será un tema que veamos en el CPFF de la semana próxima", ha agregado. La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, por su parte, ha rechazado "sacralizar" el 15 de julio como fecha máxima para el acuerdo de financiación. Ha planteado que ese día está fijado por el Gobierno y que espera que en "esas fechas esté el acuerdo adoptado".

"Va a ser un buen acuerdo y vamos a estar todos muy contentos de algo en lo que llevamos trabajando mucho tiempo. El Gobierno está haciendo un enorme esfuerzo. Las relaciones entre los Gobiernos de España y de Cataluña -del mismo signo político- son extraordinarias. Lo han sido, lo son y serán muy buenas relaciones y mantenemos una relación fluida y constante", ha concluido.

Tras conocer la noticia, el Gobierno catalán mantiene la cautela y guarda silencio. Fuentes del Ejecutivo autónomo se han limitado a señalar que no observan cambios en la postura del Ejecutivo central que permitan, por el momento, desbloquear el acuerdo en financiación. Las mismas fuentes han evitado entrar en valoraciones: sólo habrá pronunciamientos públicos cuando haya una propuesta formal.

En cualquier caso, la cifra expuesta por Salgado no ha causado sorpresa porque se sitúa en las cantidades manejadas hasta ahora. Aunque el Gobierno no ha precisado qué cantidad adicional correspondería a Cataluña, en marzo, José Montilla, presidente catalán, ya rechazó una oferta por la cual esta comunidad recibiría 1.200 nuevos millones en 2009 y 2.000 millones en 2011, cuando el modelo estuviera a pleno rendimiento. Los que sí se han lanzado a criticar la oferta son los partidos de la oposición. Desde CiU, su responsable en temas de financiación, Francesc Homs, ha calculado que a Cataluña le tocarían 1.800 millones, que ha calificado de "humillantes", y ha añadido que no cumplen, "ni de lejos", lo que establece el Estatuto.

Para el diputado del PP en el Parlamento catalán Josep Enric Millo es una "burla en toda regla a un nivel espectacular" hacia Cataluña y sus ciudadanos. "Hemos pasado de un compromiso de Zapatero a una opinión de optimismo de la ministra y, encima, la vicepresidenta Fernández de la Vega dice que no se debe sacralizar la fecha del 15 de julio", ha criticado el diputado.

Lo más visto en...

Top 50