El calor durará hasta el domingo

Alerta naranja o riesgo importante en Córdoba, Sevilla y Jaén y amarilla o riesgo, en otras nueve provincias

Las altas temperaturas continuarán hasta el domingo, cuando una perturbación, que entrará el sábado por la tarde por Galicia, se instalará en la Península. Provocará algunos chubascos y tormentas, que serán especialmente fuertes en el Pirineo, informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

A escasos días de que comience oficialmente el verano, los termómetros se dispararon ayer en la mayor parte de la Península y hoy han seguido en ascenso. Tres provincias andaluzas, Córdoba, Jaén y Sevilla, están en alerta naranja (riesgo importante) por temperaturas extremas que llegarán hasta los 40 grados. En Andalucía se siente también el calor en Huelva y Granada, en las que se prevé entre 38 y 39 grados

Alerta en La Mancha

Otras nueve provincias están en alerta amarilla (riesgo bajo), según la Aemet. Son todas las de Castilla-La Mancha, salvo Albacete. Las temperaturas serán más altas en Ciudad Real y Toledo, en las que se llegará a 38 grados, mientras que en Guadalajara el mercurio subirá a 36 grados y uno menos en Cuenca. Además, el calor llega también a Extremadura, ya que el termómetro se situará en 39 grados en Badajoz y en 38 en Cáceres. En Madrid, la Aemet ha activado la alerta amarilla ante la previsión de que las temperaturas lleguen a 37 grados en el sur y vegas y un grado menos en el área metropolitana y la zona del Henares.

Las temperaturas extremas de hasta 40 grados continuarán durante la jornada de mañana con mínimas en la madrugada del sábado al domingo que alcanzarán los 25 grados. La situación variará el domingo, según explica el jefe de predicción de la Aemet, Ángel Alcázar, cuando, con la entrada de un frente por Galicia, la tarde del sábado, se instalará la inestabilidad en la mayor parte de la Península debido al contraste entre las temperaturas altas de la superficie y las bajas de la atmósfera provocando chubascos moderados y tormentas en el interior y el valle del Ebro, que serán importantes en el Pirineo.

De este modo, aunque el frente desaparecerá el domingo, la inestabilidad se prolongará incluso hasta el miércoles en algunas zonas y los termómetros marcarán valores inferiores a los 30 grados, incluso en las provincias más afectadas por las altas temperaturas. Ya a mitad de la próxima semana, un anticiclón se instalará sobre todo el país y los mercurios volverán a subir hasta marcar valores similares a los del final de esta semana, unas temperaturas que, según Alcázar, "no son del todo infrecuentes en esta fechas".

Las altas temperaturas animaron el viernes a los bañistas de Levante y la costa andaluza a pasar la mañana en la playa. Para muchos, el termómetro marca máximos más propios de los meses de verano, por eso no se han podido resistir a darse un chapuzón.AGENCIA ATLAS

Lo más visto en...

Top 50