Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES EUROPEAS

Rajoy omite el resultado de las elecciones en su primer cara a cara con el presidente del Gobierno

Bronca del PP en el Congreso contra Chaves al que pide su dimisión

Sorprendentemente, Mariano Rajoy ha eludido la victoria electoral del PP en las europeas en el primer cara a cara con José Luis Rodríguez Zapatero tras los comicios europeos. El líder del PP ha optado por sobrevolar ese resultado y adoptar un tono más institucional, para dejar a sus diputados la bronca y la referencia eufórica a las elecciones.

Rajoy ha pedido reformas económicas y medidas que frenen las cifras de paro y el presidente del Gobierno le ha respondido en la sesión de control del Congreso refiriendo las medidas aprobadas ya por el Ejecutivo, anunciando que este viernes se aprobará la "ley ómnibus" sobre servicios que supone la modificación de 46 leyes y, sobre todo, calificando de "simplezas" las palabras de su oponente.

En respuesta a Josep Antoni Duran Lleida, portavoz de CiU, que ha hablado de "campaña electoral deplorable", Zapatero ha pedido "respeto" a la actuación de los partidos en vísperas de las elecciones. Ha defendido la actuación de su grupo en la campaña, precisamente en el momento en el que algunas voces del PSOE la cuestionan.

Bronca en torno a Chaves

Una vez acabado el rifirrafe con el presidente del Gobierno, el PP se ha lanzado contra el Ejecutivo, especialmente contra el vicepresidente tercero, Manuel Chaves, a cuenta de una subvención aprobada por la Junta de Andalucía para la empresa Matsa, en la que trabaja la hija del ex presidente andaluz. En ese momento ha empezado la bronca. "Ya están como los gobiernos de Felipe González: con derrotas, paro y corrupción", llegó a decir por ejemplo el diputado José Manuel Moreno.

Chaves explicó que su hija no participó en le trámite de petición de la subvención y que el consejo de Gobierno de la Junta que él presidía se limitó a ratificar un expediente. Y acusó al PP de "mentira!, de "montaje", de "extender basura" y de "revolcarse en el fango" y aseguró que cumple "escrupulosamente la ley".

Soraya Sáenz de Santamaría, en su pregunta a María Teresa Fernández de la Vega, habló de "abuso del cargo de Chaves" y ella misma y otros tres diputados pidieron la destitución o la dimisión del vicepresidente tercero. Todo entre gritos y abucheos. Fernández de la Vega solicitó al PP que aplaque su euforia y deje de "dar saltitos en el balcón", en referencia a la celebración del triunfo electoral en la sede del PP.