Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Susan Boyle es dada de alta del hospital

Según su hermano, la popular concursante escocesa ha abandonado la clínica londinense "feliz y relajada"

Susan Boyle es dada de alta del hospital
REUTERS

Uno de los hermanos de Susan Boyle, la estrella mediática que saltó a la fama tras su aparición en un concurso de talentos de la televisión británica, ha confirmado que la cantante ha abandonado este viernes "feliz y relajada" la clínica privada londinense en la que ingresó el pasado domingo con síntomas de agotamiento y cansancio emocional.

En una entrevista en la cadena británica GMTV, Gerry Boyle ha asegurado que la escocesa ha recibido el alta tras cinco días de tratamiento y se encuentra "feliz", ya que "se ha dado cuenta de que su sueño se ha hecho realidad y va a ser una cantante de verdad"."Ha vuelto a ser ella", ha sentenciado el familiar.

A pesar de la pronta recuperación experimentada por Boyle, se desconoce si la intérprete participará finalmente en la gira que todos los concursantes del programa comenzarán el 12 de junio en Birmingham. Uno de sus portavoces citado por la BBC ha insistido en que "continúa recuperándose" y ha pedido que se respete su intimidad.

Además, otro de sus hermanos, John Boyle, aseguró hace unos días al periódico The Sun que la cantante había sido invitada por el presidente Barack Obama para actuar en la Casa Blanca el 4 de julio para celebrar el Día de la Independencia de Estados Unidos y que el famoso compositor Andrew Lloyd Webber -creador de musicales de la talla de El fantasma de la ópera o Evita- ha manifestado su interés por trabajar con la desempleada escocesa.

Todo ello, sumado a que la cantante cuenta con numerosas ofertas, entre ellas la de iniciar una gira por EE UU en la que puede ganar unos 8,9 millones de euros, aún está por confirmarse. Tras perder la final de Britain's Got Talent frente al grupo de bailarines Diversity, Boyle se vio obligada a ingresar en la clínica londinense Priory para aprender a digerir tanto su fracaso en el concurso, como la fama alcanzada a nivel mundial.