Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marruecos encarcela al terrorista que alquiló el piso de Leganés

El juez instructor le acusó de "constitución de banda criminal con el propósito de preparar y perpetrar acciones terroristas"

El juez instructor del tribunal antiterrorista marroquí de Salé, la ciudad colindante con Rabat, ha ordenado este miércoles el ingreso en prisión de Mohamed Belhajd, de 31 años, por su supuesta participación en los atentados del 11-M, según ha informado la agencia de prensa marroquí MAP .

Belhadj fue el que alquiló, por 600 euros al mes, el piso de la calle Carmen Martín Gaite en Leganés (Madrid) en el que se inmolaron siete terroristas que organizaron la voladura de los trenes de cercanías, en marzo de 2004, que causaron la muerte de 191 personas.

El inquilino marroquí estaba en busca y captura desde entonces. Huyó primero a Barcelona, después a Bélgica y de ahí a Siria dónde residió un par de años antes de ser expulsado a Marruecos a principios de este mes. A su llegada fue detenido en virtud de una orden cursada por la justicia española.

El juez instructor le acusó de "constitución de banda criminal con el propósito de preparar y perpetrar acciones terroristas y alterar gravemente el orden público". No está claro si Belhajd tiene también alguna causa pendiente en Marruecos.

Belhadj será probablemente juzgado por el tribunal de Salé por su implicación en el 11-M. En diciembre pasado otros dos marroquíes, Hicham Ahmidan, primo de El Chino, y Abdelilá Hriz, fueron ya condenados en esa ciudad por su participación en esos atentados.

Al primero el tribunal le impuso 10 años de cárcel por complicidad con los autores materiales del 11-M. Al segundo le cayeron 20 años por su implicación en esos atentados. Pilar Majón, que preside una de las asociaciones de víctimas del 11-M, asegura que fue Hriz el que colocó la mochila repleta de explosivos que acabó con la vida de su hijo.