Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Esto ha sido el Apocalipsis"

La localidad de L'Aquila ha sido la más sacudida por los temblores del fuerte terremoto registrado este lunes en el centro de Italia

"Me desperté oyendo un ruido como el de una bomba". Angela Palumbo, de 87 años, relata a la agencia Reuters cómo los fuertes temblores sacudieron su pueblo, L'Aquila, epicentro del terremoto que este lunes ha azotado la zona centro de Italia causando más de 150 muertos. "Todo temblaba, los muebles se caían al suelo... no recuerdo nada así en toda mi vida", añade.

El miedo de esta mujer octogenaria es compartido por otro vecino de L'Aquila, Camillo Berardi, que está convencido de que su padre no ha sobrevivido: "Cuando tembló el suelo, rápidamente fui a casa de mi padre. Abrí la puerta principal pero todo estaba colapsado y no se veía. Mi padre está seguramente muerto".

"Escríbelo: hemos estado tres horas hasta ver las primeras asistencias. Es un horror. No cogían el teléfono. Sólo nos ha ayudado la gente, los vecinos. No sabíamos cuantos de nuestros compañeros podían estar muertos". Lucia, de 23 años, es una de las inquilinas de la Casa del Estudiante de L'Aquila. La joven, contactada por el enviado especial del diario La Repubblica, ha relatado cómo han salido, sin poder respirar por el polvo, de un edificio partido por la mitad por el temblor.

"Está mi hermano, mi cuñada, mi sobrina y su novio". Todos bajo los escombros de otro de los edificios destrozados de L'Aquila junto al que Davide de Angelis, de 64 años, y preguntado también por La Repubblica, llora abrazado a su mujer. "Falta un pedazo de pueblo", contó a la emisora RAI1 el reportero Paolo Poggio al llegar a la histórica localidad de Paganica, otro de los pueblos más destruidos.

"Esto ha sido el Apocalipsis. Se derrumbó el campanario de la Iglesia. De mi apartamento queda sólo la fachada, el resto es el vacío. Perdí a un amigo. Ahora me voy para el campamento que están instalando para los damnificados", ha declarado a la misma emisora Michele, un joven estudiante.

Pero junto a los testimonios de la tragedia están también los del milagro de los que han salvado la vida: "Hemos encontrado un chico acurrucado debajo de una puerta que ha logrado escapar del desplome", ha contado Mattaeo Faraullo, estudiante de 22 años que ayuda en las labores de rescate.

Alberto Carrasco es un estudiante español becado por el programa Erasmus. "Por las calles de L'Aquila -ha relatado a la Cadena SER- hay bastantes escombros". Carrasco, en conversación telefónica, ha cifrado en una treintena los españoles Erasmus en la ciudad italiana. "Nuestro edificio está bien por fuera, pero destrozado por dentro", declaró camino del aeropuerto para viajar a España. El Ministerio de Asuntos Exteriores ha informado precisamente de que alrededor de 25 españoles, entre estudiantes y turistas, fueron evacuados hacia Nápoles. Todos los españoles en la zona están a salvo.

"Hay pánico. Hay pueblos destruidos casi por entero. Las madres, los hijos, las mujeres, hemos salido todos fuera", ha declarado uno de los supervivientes al diario italiano Corriere della Sera. "No sé cuántas personas han quedado bajo los escombros. Yo me encontraba con mi mujer en la cama en la segunda planta. En la primera estaba mi madre con mis hijos. Todos los techos han caído. No sé ni cómo hemos conseguido salir con vida", ha añadido.

"El centro histórico está destruido o muy afectado"

"Muchas iglesias y museos se han derrumbado", explica en conversación telefónica Angelo Di Matteo, presidente de Legambiente Abruzzo, la mayor organización ecologista de Italia, dedicada también a servicios de protección civil. Legambiente coordinará junto con el Ministerio de Medio Ambiente las acciones orientadas a la recuperación de los bienes artísticos y culturales que se han visto afectados por el terremoto, informa PATRICIA R. BLANCO.

"Los monumentos del centro histórico están destruidos o muy afectados, incluido el castillo", continúa Di Matteo, en alusión a la fortaleza del siglo XVI, símbolo de la ciudad del Aquila. "A partir de mañana, comenzaremos a recuperar las pinturas, esculturas y otras obras que se encuentren bajo los escombros", añade el presidente de Legambiente. Además de colaborar en la restauración del patrimonio artístico de Abruzzo, cien voluntarios de la organización participarán en las operaciones para socorrer a la población afectada.

¿Estás allí? Mándanos tus crónicas y fotos de la tragedia.

25 españoles, evacuados de la zona del seísmo

Un grupo de 25 españoles ha sido evacuado de la zona afectada por el terremoto que ha sacudido la provincia italiana de los Abruzos, en el centro del país, para su traslado en autobús a Nápoles, han informado fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores.

El grupo está compuesto por turistas y por estudiantes del programa universitario Erasmus que también se encontraban con amigos de vacaciones en la región. El cónsul general en Nápoles, Luis Gómez de Aranda, se desplazó en autobús a las cercanías de la ciudad de L'Aquila, la más dañada por la catástrofe, para hacerse cargo de la evacuación.

Según Exteriores, no hay constancia por ahora de que haya más turistas españoles en los pueblos más afectados por el terremoto, que ha costado la vida a decenas de personas aún por concretar y ha causado la destrucción de pueblos enteros. La veintena de españoles que residen de forma permanente en la región se encuentran a salvo y en comunicación con el Consulado.

Más información