"Me doy asco a mí mismo, ese día no era yo"

El acusado de una agresión racista en 2007 en un tren de Barcelona asegura no recordar los hechos y dice estar arrepentido

"Me doy asco a mí mismo; ese día no era yo", ha manifestado el acusado de la agresión racista a una menor ecuatoriana en un vagón de los Ferrocarriles de la Generalitat, en Sant Boi de Llobregat en 2007, durante el juicio que se celebra en la Audiencia de Barcelona y tras visionar la grabación los hechos captada por las cámaras de seguridad.

Sergi Xavier M.M., de 21 años, ha asegurado que no recuerda nada de lo sucedido porque aquel día había bebido "algunos cubalibres y cervezas", todo ello junto a "pastillas de éxtasis". El acusado ha añadido que se siente arrepentido por lo que hizo. "Nadie merece lo que le hice a esa chica". El día en que se produjeron los hechos, el joven se acercó a la menor ecuatoriana que viajaba sola y sin dejar de hablar por el móvil le insultó varias veces. Posteriormente la golpeo y le asestó una patada para después bajarse del tren en la siguiente estación.

La fiscalía pide tres años

La fiscalía ha pedido para el acusado tres años de prisión al considerar la agresión un delito contra la integridad moral y otro de lesiones. La Generalitat se ha personado en la causa como acusación popular y ha pedido provisionalmente una pena de 20 meses de cárcel y una multa de 750 euros, y que se prohíba al procesado acercarse a la zona donde vive la víctima durante dos años.

Sergi Xavier M.M, que tiene antecedentes por robo con violencia y por conducir ebrio, sólo ha respondido a las preguntas de su abogado, quien ha basado su defensa en la difícil infancia del acusado, que fue abandonado por su madre cuando era un bebé. Con su padre "todo eran castigos y palizas", ha asegurado el joven.

La Sala ha visionado a puerta cerrada, para preservar la identidad de la víctima, aún menor de edad, las imágenes captadas por una de las cámaras de seguridad del tren. Como consecuencia de la agresión, la menor tuvo que recibir tratamiento psicológico. Sergi Xavier M. se encontraba en libertad con cargos a la espera de que celebrara el juicio, tras haber sido detenido por la Guardia Civil el 19 de octubre de 2007. En aquel momento el joven ya declaró que no recordaba los hechos y que jamás había tenido una actitud racista contra nadie.

En un vídeo captado por el sistema de seguridad del metro se aprecia con claridad la agresión sufrida por la menor de edadATLAS

Lo más visto en...

Top 50