Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Prisión sin fianza para los dos principales encausados por la muerte de Marta

El juez les imputa los cargos de asesinato u homicidio.- Hay cuatro arrestados

El juez Francisco de Paula Molina, titular del juzgado de instrucción número 4 de Sevilla, decretó esta tarde prisión provisional comunicada sin fianza para los dos principales encausados por la muerte de la joven sevillana Marta del Castillo, Miguel Carcaño y Samuel B.P., informa Javier Martín-Arroyo. El magistrado les imputa los cargos de asesinato u homicidio y subsidiariamente detención ilegal. Primero ha declarado Samuel y tras él Miguel.

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a una cuarta persona en relación con la desaparición de la chica, de 17 años, según ha anunciado el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien no ha avanzado en qué términos habría participado en lo que ha calificado como un "suceso terrible". El arrestado es Francisco Javier D.M., hermanastro de Miguel Carcaño, de 20 años.

El juez ha decretado el internamiento en régimen cerrado para el menor de 15 años detenido anoche, que pertenece al grupo de amigos del presunto asesino y ex novio de la joven desaparecida el pasado 24 de enero, y su cómplice. La Fiscalía había pedido su ingreso en el centro por cómplice de homicidio y encubrimiento. Finalmente, el juez sólo ha considerado este último extremo al no existir pruebas para inculparle por homicidio.

Según fuentes de la investigación, Miguel llamó a Samuel el mismo día de la desaparición de Marta, el 24 de enero, porque la había matado y no sabía cómo deshacerse del cadáver. Samuel, cuando llegó a la casa de Miguel, en la calle León XIII del barrio de la Macarena, encontró el cuerpo sin vida de Marta, al que llevaron hasta el puente sobre el Guadalquivir desde el que aseguran que la arrojaron al río. Todas estas acciones las realizaron la madrugada del domingo 25 de enero, pocas horas después de que presuntamente Miguel matara a Marta tras golpearla en la cabeza con un objeto contundente, según ha relatado Samuel en la reconstrucción de los hechos practicada por la policía.

Alrededor de un centenar de personas han recibido y despedido al grito de "asesinos" a Miguel Carcaño y Samuel B.P. en los juzgados de Sevilla donde han prestado declaración. Los arrestados han llegado y salido del juzgado con rostro serio; Miguel vestido con una sudadera azul y zapatillas, y Samuel con vaqueros y también calzado deportivo.

Mientras tanto, continúa el rastreo del río Guadalquivir para tratar de localizar el cuerpo de la joven. Se han dividido en siete tramos los 80 kilómetros del cauce del Guadalquivir en los que se busca el cadáver, que abarcan desde el punto en el que Miguel y su supuesto cómplice dijeron haber tirado el cuerpo de Marta al agua -una pasarela que comunica Sevilla con la localidad de Camas- hasta la desembocadura del río, en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz).