La operación Campamento arranca en febrero o marzo

En los 2,11 millones de metros cuadrados que ocupan los cuarteles a ambos lados de la A-5 se prevé levantar más de 22.000 viviendas

La delegada de Urbanismo en el Ayuntamiento de Madrid, Pilar Martínez, ha anunciado esta mañana en la comisión de su departamento que la operación Campamento, cuyo fin es convertir el enorme complejo de cuarteles del suroeste de Madrid en más de 22.000 viviendas y que lleva 20 años en punto muerto, quedará desbloqueada en el primer trimestre de este año. El plan parcial del desarrollo urbanístico pasará al pleno municipal para su aprobación inicial en "febrero o marzo". Luego se abrirá un periodo público de alegaciones de un mes, tras el cual se procederá a su aprobación final.

Más información
Veinte años en punto muerto
El Gobierno edificará 10.000 pisos en unos viejos cuarteles de Madrid

La popular ha aprovechado para explicar, con el fin de "evitar engaños", a los vecinos interesados en esta operación que de momento, al igual que ocurre en la operación Chamartín, "no se puede comprar suelo". Por tanto, mucho cuidado con las cooperativas que puedan aparecer porque serán fraudulentas. La compra de suelo, aparejada a la construcción de viviendas, se mantendrá paralizada "hasta que llegue el momento de la reparcelación". Por su parte, el concejal socialista de Urbanismo, Pedro Sánchez, ha alabado que sea la Entidad Pública Empresarial del Suelo (SEPES), con el Ministerio de Vivienda al frente, la que se encargue de la urbanización de la que ha calificado como la "operación de vivienda pública más importante no sólo de la Comunidad de Madrid, sino del Estado".

En su opinión, Campamento "refuerza el compromiso del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero con Madrid, como se ha visto con el apoyo a la candidatura olímpica, la operación Chamartín, Carabanchel o los 554 millones que le corresponden a la capital del Fondo de Inversión Estatal". Por su parte, el portavoz de IU en el Ayuntamiento de Madrid ha dicho alegrarse de que la operación Campamento se desbloquee pero ha subrayado que lo esencial es poner en el mercado viviendas como las que demanda la sociedad, esto es, "jóvenes, con miedo a irse al paro, mileuristas o en situación precaria", todo ello sin olvidar la apuesta por el alquiler porque, de lo contrario, "se inflarían (los números de) las viviendas vacías y aumentarían los márgenes de la crisis en un sentido más negativo".

Cada vez más viviendas

El proyecto, informa Juan Carlos Martínez, ha sufrido un sin fin de modificaciones a los largo de los 20 años que han transcurrido desde que el entonces presidente de la Comunidad de Madrid, Joaquín Leguina, lo ideara. Todos los cambios han ido encaminados a aumentar la edificabilidad del suelo. Primero fueron 3.500 viviendas contempladas en 1993 durante la elaboración del vigente plan general. En 1995, 16.270 viviendas, y en 1997, cuando ese plan quedó definitivamente aprobado, el número de pisos quedó en 18.371. El último dato conocido, el derivado del convenio suscrito en noviembre de 2005 entre el Ministerio de Defensa y el Ayuntamiento de Madrid, y plasmado posteriormente en el plan presentado por Defensa, fija en 22.100 las viviendas, 10.700 en la primera fase, de las que 7.000 serán protegidas. La segunda contará con 11.400, de las que 6.700 serán en régimen de protección.

El Ayuntamiento ha tardado dos años en estudiar toda la documentación requerida a Defensa y en presentar el plan parcial. Antes de que pueda iniciarse la construcción de viviendas, habría que urbanizar los terrenos, proceder a su reparcelación y constituir la junta de compensación entre los definitivos propietarios. Se trata de reordenar los 2,11 millones de metros cuadrados que ocupan los cuarteles, algunos ya demolidos, a ambos lados de la autovía de Extremadura (A-5), desde su cruce con la avenida de los Poblados y hasta la colonia militar de Cuatro Vientos.

El coste inicialmente estimado de la operaciñon rondaba los 620 millones de euros, que tienen que financiar a partes iguales entre el Ayuntamiento y los propietarios finales de los terrenos que sean adquiridos al Ministerio de Defensa. Una parte de las viviendas serán protegidas, ya que Defensa tiene un protocolo firmado para que el Gobierno regional obtenga, por 33,6 millones de euros, suelo para 2.000 pisos del Plan Joven.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS