10.540 griposos en Madrid

La incidencia de la enfermedad en la región es muy elevada: 170 casos por cada 100.000 habitantes

El consejero de Sanidad del Gobierno regional, Juan José Güemes, ha informado hoy de que durante los últimos días se han alcanzado la tasa de 170 casos de enfermos de gripe atendidos en los centros médicos de la región por cada 100.000 habitantes -es decir, 10.540 griposos en una población de 6,2 millones-. Este ratio, según ha aclarado el consejero, se sitúa "muy por encima" de los 50 casos que son suficientes para calificar al problema como "epidemia". El pasado día 30, Sanidad ya admitió que la gripe había entrado en fase de epidemia.

Más información
Campaña contra la gripe en Madrid
Madrid sufre la peor epidemia de gripe en cuatro años

Güemes ha señalado también que la gripe este año está teniendo una incidencia "muy elevada, más que la mayor parte de los años anteriores". En este sentido, ha explicado que "se está notando mucho en la afluencia de pacientes a las urgencias de los hospitales y los centros de atención primaria". En la temporada 2007-2008 se registraron en Madrid 42.235 casos de gripe. Durante esta campaña de vacunación se han administrado en la región 893.461 vacunas, lo que supone que el 14,69% de la población madrileña ha sido protegida contra la gripe.

El consejero ha subrayado que las hospitales han batido records de asistencia en las últimas fechas porque a la epidemia de gripe se está sumando a otras patologías relacionadas con las condiciones climatológicas de esta parte del año como son las bronquitis o las neumonías, que también tienen una incidencia muy alta.

Si la persona presenta un cuadro leve, los médicos aconsejan descansar, beber abundantes líquidos, mantener una dieta equilibrada con un alto contenido de verduras y de frutas ricas en vitamina C como los cítricos, evitar el consumo de alcohol o tabaco, no tomar antibióticos y acudir al médico de familia si se considera necesario. Los expertos recuerdan que pese a que los síntomas de la gripe suelen generar cierta preocupación, se trata de una enfermedad respiratoria generalmente benigna.

Salvo que el médico de familia paute otro tratamiento, no se deben tomar antibióticos. Además, es importante extremar la higiene, dado que se trata de una enfermedad contagiosa, utilizando pañuelos de papel y lavándose las manos con regularidad. Es también importante protegerse de los grandes contrastes de temperaturas y eludir las aglomeraciones de gente y locales poco ventilados.

La gripe y el resfriado comparten algunos síntomas y aparecen en la misma época del año, aunque la diferencia fundamental entre los dos procesos es que la gripe siempre aparece con fiebre alta durante algunos días y una sensación aguda de malestar general.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS