Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba: " ETA ha podido terminar como el IRA y terminará como el GRAPO"

El ministro del Interior contesta a Esperanza Aguirre y asegura que "los diálogos con la banda terrorista son un hecho del pasado y que como tal no se van a volver a producir"

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado este sábado en Cádiz que la banda terrorista ETA ha tenido la oportunidad, hasta en tres ocasiones, de acabar como el IRA en Irlanda, pero que acabará como el GRAPO. En declaraciones a los periodistas, Rubalcaba ha recordado que los gobiernos de Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero han intentado negociar con ETA el fin de la violencia, pero la banda rompió las conversaciones , por lo que su única salida es "terminar como el GRAPO".

En este sentido, Rubalcaba ha sentenciado que los diálogos con la banda terrorista son un hecho del pasado y que como tal no se van a volver a producir, en referencia a las palabras de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, en las que mostraba su temor a que el Ejecutivo de Zapatero volviese a negociar con ETA. La presidenta madrileña expresó ayer viernes su temor a que la no disolución de los ayuntamientos gobernados por ANV respondiese a que el Gobierno esté pensando en volver a la negociación política con ETA.

Polémica con Esperanza Aguirre

El ministro del Interior ha subrayado que no quiere polemizar ni con la presidenta de la Comunidad de Madrid, ni con el PP en materia de terrorismo, ya que, según ha asegurado, "hay un gran interés en mantener la unidad, pues cuando se está juntos se es más fuerte". En estos momentos "estamos muy fuertes", ha indicado Rubalcaba, que ha insistido en que "a estas alturas todo el mundo debe saber que nadie del Gobierno va a volver a negociar con ETA".

En cuanto a la petición de extradición de Iñaki De Juana Chaos, ex jefe del "comando Madrid" de ETA, para que responda por un delito de supuesto enaltecimiento del terrorismo, el ministro ha mantenido que respeta todas las decisiones judiciales tanto aquí como en Belfast y que "se está haciendo todo lo que diplomáticamente se puede hacer".