Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez envía a prisión a Aitzol Iriondo y a los otros dos supuestos etarras detenidos en Francia

La Fiscalía pidió su inculpación por diversos cargos, en particular por pertenencia a una organización terrorista pero no acusa a Iriondo por el doble crimen de Capbreton.- La Guardia Civil aún confía en hallar pruebas para incriminar al ex jefe etarra

El presunto jefe militar de ETA, Aitzol Iriondo, y los otros dos supuestos etarras detenidos el pasado lunes junto a él, Eneko Zarrabeitia y Aitor Artetxe, fueron imputados y encarcelados anoche en Francia, según fuentes próximas al caso. Iriondo, Zarrabeitia y Artexte, que han pasado su primera noche en la cárcel, comparecieron ayer ante un juez antiterrorista de París, después de que la Fiscalía hubiera pedido su inculpación por diversos cargos, en particular por pertenencia a una organización terrorista. Tras su declaración ante el magistrado antiterrorista que los procesó, los tres pasaron a disposición de otro juez de las libertades y la detención, que fue el que decretó su ingreso en prisión.

El Ministerio Público había solicitado la imputación de los tres supuestos etarras por "una larga lista" de cargos, entre los que además del citado de pertenencia a "asociación de malhechores", estaban el de receptación de bienes robados, en algunos casos, a mano armada, "posesión de armas y municiones" o utilización de documentos y matrículas falsas. Todos ellos con el agravante de haberse cometido con fines terroristas. Sin embargo, laFiscalía no ha hallado pruebas hasta ahora de la participación de Aitzol Iriondo, Gurbitz, en el doble crimen perpetrado el 1 de diciembre de 2007, como tampoco las había encontrado previamente para acusar de los asesinatos a su antecesor en la jefatura de ETA, Garikoitz Aspiazu, Txeroki. Por ello, no ha pedido el procesamiento de ninguno de ellos por el caso de Capbreton.

Como en el caso de Txeroki, aún no hay elementos que "impliquen directamente" a los sucesivos jefes etarras en el doble crimen. El cotejo de las huellas genéticas recogidas en Capbreton con las de Iriondo y las pruebas balísticas preliminares han dado resultados negativos. Sin embargo, fuentes de la lucha antiterrorista española aún confían en que puedan obtenerse nuevas pruebas que acaben incriminándolo en el doble crimen. De hecho, la Guardia Civil está convencida de que el último jefe etarra detenido es realmente el tercer hombre de Capbreton.

Red de cobertura

Iriondo, Zarrabeitia y Artetxe fueron arrestados en la localidad de Gerde, en los Pirineos franceses, a una cincuentena de kilómetros de la estación de esquí de Cauterets donde había sido capturado, el pasado 17 de noviembre, Mikel Garikoitz Aspiazu Txeroki, hasta entonces jefe de los comandos de la organización terrorista.

Para el ministerio del Interior esta operación conjunta de la Policía francesa y de la Guardia Civil ha permitido desarticular una red "segura", de reciente creación, dedicada a refugiar en territorio español a los terroristas huidos y preparar su traslado a Francia. Según el balance de la última operación antiterrorista, esta red se dedicaba a garantizar el refugio clandestino de los miembros de ETA que huyen tras la desarticulación de comandos terroristas.

La red, que la Guardia Civil da por desmantelada, acogía en territorio español a los huidos, preparaba su traslado a Francia eludiendo controles y seguimientos, y garantizaba que fueran recibidos y ocultados por el "aparato de acogida" en el país vecino. De esta forma, además de facilitar que los terroristas pudieran eludir la acción de la justicia, pretendían garantizar el suministro de nuevos militantes para las estructuras de la organización en Francia.