Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguirre: "La reacción de algunos miserables les convierte en bellacos"

La presidenta de la Comunidad de Madrid responde a las críticas lanzadas por abandonar Bombay tras los atentados de la semana pasada

La presidenta de la Comunidad y del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha afirmado este miércoles que "ser víctima" de los atentados que se produjeron la semana pasada en Bombay no la convierte en héroe sino que, por el contrario, ha hecho que comprenda que "reaccionar como lo han hecho algunos miserables les convierte a ellos en unos bellacos" a los que hay que mostrar "desprecio". Aguirre, que contesta con sus palabras a las críticas que ponían en duda su actuación a la hora de abandonar el escenario de los atentados sin esperar a que la totalidad de delegación madrileña estuviese a salvo, realizó estas declaraciones durante su discurso ante afiliados y simpatizantes populares efectuado este miércoles en Villaverde.

Entre los mensajes de la dirigente autonómica, respuesta directa a las críticas vertidas por el eurodiputado de CIU Ignasi Guardans, y el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, Aguirre explicó que tras los ataques pudo sentir en primera persona aquello que denuncian algunas víctimas del terrorismo de que "algunos miserables, en vez de solidarizarse y unir sus fuerzas contra los terroristas, prefieren poner en cuestión lo que han hecho las víctimas". "En los años de plomo del terrorismo etarra, cuando los féretros salían por la puerta de atrás y casi no se encontraban sacerdotes para decir los funerales, muchos miserables llegaban a decir aquello de: 'algo habrá hecho ése para que le maten' o 'quien le habrá mandado a ése meterse en ese lío'. Yo no quiero ni muchísimo menos compararme con los que han perdido la vida o han quedado mutilados porque gracias a Dios hemos regresado sanos y salvos", explicó Aguirre.

Pasar por una experiencia como la vivida en Bombay no es, para Aguirre, "una heroicidad", sino simplemente "una manifestación del destino". La presidenta madrileña destacó el comportamiento "ejemplar" de los miembros de la delegación madrileña que tuvieron que escapar "de la ratonera" en la que se convirtió el hotel Trident-Oberoy, blanco de los ataques. "Gracias a la suerte, la serenidad, el sentido de responsabilidad y calidad humana de las personas que allí estaban", ha subrayado Aguirre, "hoy estamos todos a salvo".

Pésame por Uria

Tras hacer un resumen de lo que vivió en Bombay, la presidenta madrileña quiso centrarse en los actos de terrorismo que afectan a España. Aguirre, que pidió al auditorio que guardara un minuto de silencio en memoria del empresario vasco Ignacio Uria, asesinado este miércoles en Azpeitia a manos de la banda terrorista ETA, quiso mostrar su solidaridad con la familia, amigos y compañeros del empresario, una acción con la que puso de manifiesto "la voluntad de todos los ciudadanos de permanecer unidos en la lucha contra los terroristas totalitarios que quieren imponer su proyecto de terror".

La jefa del Ejecutivo madrileño relacionó lo ocurrido en Azpeitia con la intención del Gobierno central de destinar 8.000 millones de euros a los ayuntamientos, una medida que, a su juicio, es "un parche o una aspirina" y con la que la Administración central pretende fomentar el empleo.