Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial

El Gobierno aumentará el Fondo de Garantía de Depósitos

Lo hará con carácter inmediato, aunque aún no ha especificado la cifra,-que ahora cubre hasta 20.000 euros.- Rajoy asegura que respaldará "cualquier medida para garantizar el depósito de los particulares"

El Gobierno aumentará con carácter inmediato el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), aunque no ha especificado en qué porcentaje lo hará, han informado este lunes fuentes de Moncloa tras la reunión del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con los presidentes y dirigentes de varios bancos y cajas de ahorro. Actualmente, el FGD cubre los depósitos por una cuantía máxima de 20.000 euros. Algunos sindicatos y asociaciones de consumidores ya habían pedido su ampliación para igualarlo al de otros países de la Unión Europea.

Los bancos aportan el 0,6 por mil de los depósitos y las cajas el 0,4 por mil para construir este fondo, que el sector bancario no consideraba necesario ampliar.

El aumento del fondo tiene como objetivo "reforzar" la confianza de los ciudadanos, los depositarios de cuentas y los empresarios en el sistema financiero español. Un sistema del que tanto Zapatero como los dirigentes de los bancos y cajas españoles coincidieron en subrayar su "solvencia y fortaleza" durante esta reunión, en la que ambas partes confirmaron su "compromiso de protección a los ahorradores e inversores", señalaron desde Moncloa.

A la reunión asistieron representantes del Banco de Santander, BBVA, Banco Popular, Cajamadrid, La Caixa y Unicaja. Sólo en el caso del Santander acudió el consejero delegado.

Rajoy, de acuerdo

Tras conocer el anuncio, el líder del PP, Mariano Rajoy, aseguró que respaldará "cualquier medida que adopte el Gobierno para garantizar el depósito de los particulares y de las pequeñas y medianas empresas españolas", y recordó que su partido ya había propuesto que el Gobierno avale con 30.000 millones el Fondo de Garantía de Depósitos.

En declaraciones concedidas al canal Veo-El Mundo, Rajoy reiteró también la disposición del PP para abordar la crisis con el Gobierno, aunque dijo que el presidente Zapatero aún no le ha llamado para concretar la reunión prevista en La Moncloa. Por otra parte, el presidente de los populares calificó de "error" que el Gobierno pueda ofrecer incentivos para hacer aflorar el dinero negro obtenido en buena parte en el sector inmobiliario. "Con la crisis lo que hay que hacer es gobernar y tomar decisiones, y no dar una amnistía fiscal", argumentó el presidente del PP quien, no obstante, reconoció que la medida aún "no es oficial".

Cita con Sarkozy

La cita de esta tarde abre una semana cargada de compromisos para el gobierno en su intento de transmitir seguridad ante la crisis. La intención del Ejecutivo es concretar también la reunión entre Zapatero y el líder del PP, Mariano Rajoy, que irá precedida de un encuentro entre el ministro de Economía, Pedro Solbes y una delegación de los populares encabezada por Cristóbal Montoro.

Además, el presidente del Gobierno tiene intención de reunirse también con los representantes de los agentes sociales. Tanto el Gobierno como diversos analistas han destacado en los últimos días la fortaleza del sistema financiero español, que se encuentra más protegido que otras entidades europeas que han tenido que ser rescatadas por los Estados.De cara al final de semana, Zapatero se desplazará el viernes a París para almorzar con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, quien quiere intercambiar puntos de vista con él antes del próximo Consejo Europeo, donde la crisis financiera internacional ocupará un papel relevante, han informado fuentes gubernamentales españolas.

La invitación de Sarkozy llegó ayer por la tarde y el presidente del Gobierno aceptó reunirse con él, ya que el encuentro tendría lugar después de que se hubieran reunido los ministros de Economía de la UE. Según las mismas fuentes, la invitación de Sarkozy llega después de que Francia haya percibido por los medios de comunicación españoles que en el Gobierno español había causado "malestar" la reunión convocada por Sarkozy entre los países europeos que integran el G-8 (Francia, Alemania, Reino Unido e Italia).

Las mismas fuentes han indicado que Sarkozy propuso a Zapatero, antes de que este viajara a San Petersburgo la semana pasada, verse con él en estos días y Zapatero le respondió que prefería esperar a que se reuniera el Ecofin.