Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hasta 20 años de libertad vigilada para los terroristas y delincuentes sexuales con peores informes

El Gobierno acuerda una amplia reforma del Código Penal que endurece las condenas a terroristas, pederastas y otros delincuentes sexuales

Los ministros de Justicia e Interior, Mariano Fernández Bermejo y Alfredo Pérez-Rubalcaba, han anunciado una amplia reforma del Código Penal, que prevé hasta 20 años de libertad vigilada para terroristas con un informe penitenciario negativo y delincuentes sexuales con riesgo de reincidencia. El titular de Justicia ya había anunciado la semana pasada que el Gobierno tendría preparado en otoño un proyecto de Ley destinado a la reforma del Código Penal para endurecer las condenas a pederastas a raíz del caso Mariluz.

Según han anunciado Bermejo y Rubalcaba en rueda de prensa en la sede de Justicia, tras una reunión en la que han analizado la reforma legal, las medidas de libertad vigilada podrán consistir en comparecencias judiciales periódicas, pulseras electrónicas de seguimiento del condenado o programas formativos de reinserción. Ninguna de ellas se aplicará con carácter retroactivo a los delincuentes que están ahora en prisión.

Además de la de vigilancia de hasta dos décadas de los delincuentes sexuales después de que hayan cumplido su pena de prisión, Bermejo ha explicado que la reforma incorporará la castración química para los violadores y pederastas que lo soliciten, así como la creación de un registro de pederastas durante el primer trimestre de 2009. El anuncio coincide con la condena hecha hoy pública por la que el juez Tirado tendrá que pagar una multa de 1.500 euros por no haber ejecutado la sentencia contra el presunto asesino de la niña Mariluz.

El Gobierno responde así ante la creciente demanda social del endurecimiento de las condenas a pederastas ante los muchos casos de reincidencia de estos delincuentes sexuales. El último sucedió el pasado 3 de septiembre, cuando la policía detuvo en Santander a un sospechoso de haber abusado de una niña de seis años a un pederasta multirreincidente que hacía sólo tres días que había salido de la cárcel.

En materia antiterrorista, Rubalcaba ha explicado que se podría aplicar la libertad vigilada a los presos que tienen un informe penitenciario negativo. Asimismo, la reforma penal incluirá la no preinscripción de los delitos graves de terrorismo y desarrollará las penas de alejamiento de los terroristas que quedan en libertad respecto a sus víctimas, aunque el titular de Interior ha reconocido que es muy difícil aplicar un alejamiento con carácter general, dado el alto número de personas que han sufrido atentados.

La reforma de Código Penal incluirá también un nuevo tipo penal para perseguir como asociación de malhechores a aquellos delincuentes que se organicen "de forma transitoria" para cometer un delito, como ocurre con los asaltos a chalets o a joyerías.

Protección de menores

La protección de los menores tendrá una especial relevancia en la reforma penal, ya que se prevé el incremento de penas para los casos de agresión y abusos sexuales, prostitución y pornografía infantil. Fernández Bermejo ha destacado como novedad un especial castigo para quienes capten a menores para "espectáculos pornográficos", y a los que ofrezca material pornográfico en el que han participado menores o cuando se ponga en peligro sus vidas.

El tráfico de menores practicado por las mafias de inmigración ilegal también será castigado con mayor dureza en el futuro Código Penal. La intención del Gobierno es que los patrones de las pateras o cayucos que transporten menores hasta las costas españolas sean condenados con penas de hasta 12 años de prisión, casi el doble que en la actualidad.