Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ola de calor remite

Sólo seis provincias de la costa mediterránea y 22 comarcas catalanas mantienen la alerta por altas temperaturas

Comienza a remitir la ola de calor que ha afectado a gran parte de España desde comienzos de semana. Hoy sólo seis provincias y 22 comarcas catalanas están en alerta por altas temperaturas. La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha informado de que Mallorca y Murcia, matienen la alerta naranja, por riesgo importante y podrían alcanzar 39 y 40 grados respectivamente.

La alerta amarilla, por riesgo bajo afecta a Almería, Málaga, Alicante y Valencia, donde las máximas marcarán 30 grados y permanecerá activa hasta la media noche. Por tanto, los ciudadanos deberán tomar medidas preventivas de hidratación y alimentación, así como evitar la exposición al sol en las horas centrales del días, sobre todo en ancianos, niños y enfermos crónicos.

Según la AEMET, mañana la ola de calor habrá remitido por completo y ninguna provincia estará en alerta por altas temperaturas gracias a un frente frío procedente del oeste.

22 comarcas catalanas

La Dirección General de Protección Civil también mantiene activada la alerta por la ola de calor en 22 comarcas catalanas ante la posibilidad de que se superen los 38 grados en algunos puntos del interior de Cataluña y los 36 grados en el prelitoral.

Las comarcas en las que los termómetros alcanzarán las temperaturas más altas son el Alt Camp, el Alt Empordà, el Alt Penedès, el Baix Camp, el Baix Ebre, el Baix Empordà, el Baix Llobregat, el Baix Penedès y el Barcelonès, según ha informado hoy el departamento de Interior en un comunicado. También se encuentran en alerta la Conca de Barberà, el Garraf, el Gironès, el Maresme, el Montsià, el Pla de l'Estany, el Priorat, Ribera d'Ebre, la Selva, el Tarragonès, Terra Alta, el Vallès Occidental y el Vallès Oriental.

La más calurosa, Toledo

Con estos datos, el jefe del área de predicción de la AEMET, Ángel Alcázar, ha destacado que el termómetro marco su máxima ayer en Toledo con un valor de 38,3 grados centígrados. Precisamente, el día más caluroso de la presente ola de calor fue el lunes y la capital castellano-manchega, la ciudad más afectada con 40,7 grados.

Alcázar ha anunciado que el lunes la llegada de un nuevo frente frío a la Península -más intenso que el actual- y que afectará a la mitad norte del país. En este sentido, dijo que este verano es "un poco más fresco" que los anteriores y añadió que se mantiene en "valores normales".