Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Protección de Datos impone su primera multa por grabar y subir vídeos a Youtube

Vecinos de Montera colgaron en esta web más de 30 grabaciones para denunciar la prostitución en la zona y la agencia considera que violan la ley.- Estudian recurrir la sanción, de 601 euros

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha sancionado por primera vez la grabación y posterior difusión de imágenes a través de Youtube, aunque una portavoz del organismo ha aclarado a ELPAÍS.com que hay abiertos otros procedimientos relacionados con este tipo de páginas webs. Las imágenes fueron tomadas en octubre en la calle Montera de Madrid por unos vecinos que pretendían denunciar así la inseguridad de su calle, tomada por la prostitución. La AEPD considera que han cometido "una infracción grave de la Ley Orgánica de Protección de Datos" (LOPD), al poderse identificar a los peatones y al incumplir el principio de consentimiento que establece la ley. Sin embargo, ha tenido en cuenta ciertos eximentes y la multa ha quedado reducida a 601 euros.

En la zona de Montera, en pleno distrito Centro, hubo dos tipos de cámaras, unas, las oficiales, y otras, las de los vecinos. Las primeras funcionan el 25 de febrero y son 31 cámaras, instaladas en esta calle y su entorno, después de que el Ayuntamiento de Madrid obtuviera la autorización por parte de la Comisión de Videovgilancia. Nadie ha visto estas imágenes, que gestiona la Unidad de Policía Municipal de la calle de la Montera, con el respaldo del centro de integración de CCTV. Se almacenan un máximo de siete días, al cabo de los cuales el vídeo se borra.

Tras la puesta en marcha de estas cámaras, miembros de la Asociación Nuevos Vecinos de Montera tuvieron la idea de montar su propio sistema de vigilancia, pero esta vez público, para que todo el mundo conociera la situación que sufren. Así, colgaron en la popular página de Internet más de 30 vídeos con imágenes del trasiego de prostitutas y proxenetas en esta calle, así como de los prostíbulos encubiertos. "Los vídeos reflejan tímidamente una realidad mucho más cruenta que es imposible grabar sin ser linchado por prostitutas y proxenetas que han tomado la calle como si fuera suya", apunta la asociación, que sostiene que las imágenes son de un espacio público, por lo que no se inmiscuyen en ninguna propiedad privada ni persiguen a un sujeto concreto, como en la web en Roma, Nueva York, Moscú o Tokio.

Imágenes distorsionadas

En octubre, la AEPD abrió un procedimiento de oficio cuando tuvo conocimiento de la noticia, publicada por varios medios. Ahora, la AEPD concluye que el hecho de colgar las imágenes en Internet constituye una infracción grave de la LOPD, por lo que ha acordado imponer una multa de 601 euros a su responsable, convenientemente identificado. En realidad, la cuantía de la multa era mayor, pero se ha reducido al entender que el sancionado tenía voluntad de no dañar la intimidad de los viandantes porque había distorsionado las imágenes de las personas que aparecían en 20 de los 22 vídeos analizados por la agencia. Además, se valora su pretensión de mejorar la seguridad pública de la zona.

En su resolución, la AEPD también explica que la captación y reproducción de imágenes de personas, siempre que permitan su identificación, y su publicación en YouTube, accesible para cualquier usuario de Internet, "se encuentra sometida al consentimiento de sus titulares", de conformidad con lo dispuesto en el artículo 6.1 de la LOPD salvo que la Ley lo disponga o salvo las excepciones contenidas en el artículo 6.2 de la LOPD. En todo caso, los vídeos multados ya no pueden verse porque fueron retirados hace tiempo por los propios vecinos. La asociación Nuevos Vecinos de Montera alega que subieron las grabaciones porque estaban "hartos de la situación de degradación y de explotación en su calle". Opinan que la multa sólo servirá para "favorecer la explotación sexual" de las mujeres que ejercen la prostitución y consideran que "la sanción administrativa" es recurrible, opción que están estudiando.

Lo que reclaman es que las autoridades regulen la actividad de quien ejerza voluntariamente para paliar "los inconvenientes derivados del ejercicio de esta actividad alegal, incompatible con la vida vecinal y alrededor de la cual se mueve con facilidad la delincuencia". La asociación calcula que un centenar de prostitutas se concentran todos los días en apenas 30 metros de calle, entre San Alberto y la Red de San Luis. "Las mafias continúan explotando sexualmente a decenas de jóvenes en la calle especialmente durante la noche. Las autoridades siguen sin resolver una situación insostenible para los vecinos, los pocos que quedan en la zona, puesto que muchos han tirado la toalla y han abandonado el barrio", denuncian.