Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo jefe del Ejército promete "lealtad", "coherencia" y "liderazgo"

La nueva cúpula de las Fuerzas Armadas toma posesión de su cargo en un acto presidido por Chacón

"Lealtad", "entrega", "austeridad", "coherencia" y "trabajo en equipo". Esta es la receta con la que el nuevo Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), el general del Aire José Julio Rodríguez afronta su nueva responsabilidad al frente de la cúpula militar. Así lo ha asegurago hoy durante el acto de toma de posesión de su cargo que se ha celebrado en el patio del Ministerio de Defensa y que ha estado presidido por la titular del departamento, Carme Chacón, que ha destacado el trabajo y la eficacia de la cúpula saliente.

La ceremonia de relevo de mando en el ministerio de Defensa ha congregado a toda la cúpula militar y ministerial además de altas autoridades del Estado, como el presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, y el jefe de gabinete de la presidencia de Gobierno, José Enrique Serrano y el secretario del ministerio del Interior, Justo Zambrana.

Para tomar posesión de su cargo el general Rodríguez ha optado por la fórmula de la promesa del cargo frente a la jura que han realizado los jefes de los Estados Mayores de los Ejércitos de Tierra y del Aire y de la Armada, los generales Fulgencio Coll y José Jiménez y el almirante Manuel Rebollo. En su discurso, el nuevo JEMAD ha tenido palabras de agradecimiento para el Gobierno y para todos aquellos que le acompañaron durante los últimos años su trabajo en el Ministerio de Defensa y en el cuartel general del ejercito del Aire.

Tras subrayar que su nombramiento representa un "tremendo orgullo" y "una gran satisfacción", ha prometido total "lealtad y entrega a superiores y subordinados" en el desarrollo de su labor al tiempo que ha asegurado que tiene "gran confianza en el trabajo en equipo", en detrimento de la individualidad, y ha recalcado que ejercerá su mando con "coherencia y sentido como hasta ahora".

Rodríguez ha destacado la importancia que en Ejercito tienen valores como la cohesión, la comunicación, la constancia y la lógica y también prometió ejercer su mando con "austeridad y buscar la mejora de las Fuerzas Armadas". Así, ha incluido su discurso con un agradeciiento emocionado a toda su familia y, con especial atención a su padre, el coronel Rodríguez que le transmitió "las virtudes militares".