Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Granados advierte: "Habrá problemas de tráfico si coinciden Serrano y Prado-Recoletos"

El consejero de Presidencia e Interior reitera la exigencia de construir un túnel

El consejero de Presidencia e Interior de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, ha afirmado hoy que la posible coincidencia de la obras del eje Prado-Recoletos con las que acometerá el Ayuntamiento de Madrid en la calle Serrano "planteará evidentemente un problema de movilidad importante" para la capital porque se trata de una "dos vías paralelas en unas zonas muy cercanas".

Durante la presentación de los nuevos cursos de formación para los policías locales de la región, Granados ha subrayado que la reforma del eje tiene una serie de implicaciones desde el punto de vista del tráfico, medio ambiente y de la afección a zonas de gran interés cultural que es necesario estudiar con detenimiento. Por ello, el consejero de Interior ha apostado, una vez más, por la construcción de un túnel en el eje Prado-Recoletos.

"Yo no encuentro ningún problema para que, si una vía tan importante como la M-30 se ha podido soterrar en una zona tan bonita como es el río Manzanares, ¿por qué no se va a poder hacer en el eje Prado-Recoletos, un lugar también tan bonito como el Museo del Prado y aledaños?", se ha preguntado. En su opinión, merece la pena que se haga un estudio serio sobre la posibilidad de soterrar la vía, "algo que los madrileños valorarían mucho mejor que dejar prácticamente peatonal el museo del Prado". Por otro lado, Granados ha descalificado al PMS, que ha criticado a la presidenta regional, Esperanza Aguirre, por exigir un informe medioambiental a las obras. "Nosotros siempre vamos a respetar lo que nos digan los técnicos", ha subrayado.

La opinión de los ecologistas

El consejero ha señalado que el informe estará disponible cuando lo determinen los técnicos de la Comunidad de Madrid, y contará con un estudió que garantice que cualquier actuación reúna esta los requerimientos medioambientales, culturales y de tráfico, entre las que ha destacado "el derecho de los ciudadanos de Madrid capital y de la región a la movilidad". Por su parte, Ecologistas en Acción ha subrayado el hecho de que la Comunidad de Madrid se oponga, "curiosamente", al único factor positivo que, en su opinión, tiene la reforma: la reducción de carriles.

Para esta organización, la reforma es "tremendamente cara y disparatada" en el sentido de que lo fácil sería ampliar las aceras reduciendo carriles y conseguir así con muy poco dinero dar prioridad a los peatones disminuyendo el espacio para los coches, que es lo que realmente se pretende. De esta forma, no sería necesario talar ningún árbol ni cometer "grandes desaguisados" con el patrimonio natural y cultural de la zona.

Por su parte, el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, David Lucas, ha asegurado hoy estar cansado del "victimismo" del alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, al que ha reclamado que defienda "los intereses ciudadanos" en cuestiones como el eje Prado-Recoletos. El único que no ha hablado del asunto ha sido, precisamente, Gallardón.