Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El montaje de Telemadrid del coladero de Barajas

La cadena y un sindicalista afín simulan una ruta de inmigrantes ilegales manipulando una puerta

La cámara oculta tapa más que enseña. Telemadrid la usó para elaborar un reportaje, emitido el día 14, que mostraba "en exclusiva" el llamado "coladero de Barajas", una puerta de servicio de la T-4 por la que, se denunciaba, las mafias cuelan a inmigrantes en España. El reportaje aparentaba que una reportera se escurría sin control por esa puerta falsa. "Ya estamos en España", proclamaba la periodista. Pero una de las 5.000 cámaras de seguridad del aeropuerto grabó la impostura, que fue utilizada por el PP para atacar al Gobierno.

Lo que no se decía en el reportaje es que la mafia que colaba a los inmigrantes por esa ruta se desmanteló en julio (y se hizo público) y, sobre todo, que la redactora fue escoltada por la T-4 por un policía uniformado, afiliado a la Confederación Española de Policía (CEP) y ahora sancionado, y el portavoz de dicho sindicato, Rodrigo Gavilán. La historia fue repicada por Telemadrid, Libertad Digital y la Cope, donde Gavilán es participante habitual desde que se adhirió a la teoría de la conspiración del 11-M. El consejero de Inmigración de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández Lasquetty, atacó al Gobierno y al Ministerio del Interior y se planteó el denunciar a AENA porque, como decía Gavilán, "no ha hecho nada" para tapar el supuesto coladero. Todos a bloque. Otros medios también se hicieron eco del reportaje, incluido EL PAÍS.

El reportaje fue grabado el 18 de diciembre. El conductor del informativo de las nueve, Julio Somoano, presenta el reportaje: "Telemadrid les va a mostrar en exclusiva cómo la T-4 es un auténtico coladero de inmigrantes ilegales". Es, no era. La periodista explica en off: "Sólo una puerta separa a los inmigrantes de entrar en España. Desde el avión a la calle, sin pasar por el control fronterizo Sólo hay que cruzar esta puerta. Telemadrid ha hecho la prueba (...). La cifra de inmigrantes irregulares que se han podido colar por este sistema es incalculable".

La noticia omite que en julio fue desarticulada una red de colombianos que pagaba a tres limpiadoras de Barajas, ya detenidas, para que abrieran la famosa puerta con sus tarjetas de AENA a los inmigrantes. Tampoco se dice que la hoja de ruta del coladero, que se muestra en el reportaje sólo la vendía la mafia desmantelada. Ni que esa puerta "que permite colarse en España" está vigilada con una cámara. Ésta grabó a la redactora, al policía y al portavoz de la CEP atravesando a su antojo esa puerta, gracias a la tarjeta del agente uniformado. Se ve a Gavilán manipulando el cierre magnético de la puerta e introduciendo la cámara oculta. El sindicalista y la redactora conocían la operación de julio, admiten, pero, al igual que la cadena pública, niegan cualquier impostura.

"Es una reconstrucción, puede que se preste a confusión pero no se engaña a nadie porque se siguen colando por ahí", explicó Gavilán. La redactora Laura Gómez sostiene que se limitó "denunciar una situación que sigue existiendo, no a simular que me colaba". La cadena añade que era "una noticia cierta y contrastada que no niega la policía ni AENA. Es más, ambos confirman la existencia de una ruta paralela para eludir el control de pasaportes".

Pero AENA y el comisario de Barajas, Carlos Salamanca, lo niegan. "Por aquí pasan al año 52 millones de personas y rechazamos a 18.000. Esa red está desmantelada. Esto no es un coladero". AENA dice lo mismo. "Se han tomado medidas de seguridad y la presencia de la cámara lo demuestra". Telemadrid matizó al día siguiente, 15. Ya no "es" un coladero. Ya "era" la puerta "por donde se colaban los inmigrantes". Pero el coladero había colado.