Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal pide la absolución para el librero de Barcelona que hizo apología del Holocausto

Debido a una reciente sentencia del Constitucional que descarta como delito la negación del genocidio nazi

El fiscal ha pedido la absolución para el librero neonazi Pedro Varela, acusado del delito de negación del Holocausto, por el que ya fue condenado en primera instancia a dos años de cárcel. El fiscal ha acatado una reciente sentencia del Tribunal Constitucional que señala que la negación del genocidio nazi no es delito.

En la Audiencia de Barcelona se ha visto el recurso presentado por el abogado de Varela, que ha pedido su absolución tanto por el delito de negación del genocidio (artículo 607.2 del Código Penal) como por el de incitación al odio o discriminación racial (510), por el que fue condenado a tres años.

El fiscal ha acatado la sentencia del TC respecto al artículo 607.2, pero ha mantenido la acusación por el delito del 510 y ha pedido que se confirme la condena de tres años de cárcel por este último.

Las dos acusaciones particulares, en nombre de Sos-Racisme y de la Federación de Comunidades Judías de España, han pedido que se mantenga la condena íntegra de cinco años de prisión para Varela por ambos artículos del Código Penal.

20.000 libros con contenidos xenófobos

Varela fue condenado en 1998 a dos años de prisión por un delito de genocidio y a tres años por incitación al odio racial después de que en diciembre de 1996 los Mossos d'Esquadra registraran

la librería que regentaba y su propio domicilio descubriendo más de 20.000 libros, publicaciones y libros con contenidos xenófobos que negaban el Holocausto nazi.

La librería, denominada Europa, estaba situada en el mismo recinto que durante años había sido sede del grupo neonazi Círculo Español de Amigos de Europa (Cedade), presidido por el propio Varela, hasta que éste dimitió y el grupo se desarticuló justo antes de que el Código Penal declarara ilegal su actividad.

Varela promovió hace algunas semanas una conferencia de un representante del Ku Klux Klan en su local.