Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Secuestrada una médico española por una banda armada en Somalia

El grupo raptó a la doctora y a una enfermera argentina de Médicos Sin Fronteras cuando iban a trabajar.-El embajador español en Kenia se desplaza hasta Puntlandia para seguir de cerca las conversaciones

Mogadiscio / Bossaso / Madrid

Las negociaciones para la liberación de las dos cooperantes de la organización Médicos Sin Fronteras (MSF), una española y una argentina, capturadas este miércoles en Somalia, han sido suspendidas hasta primera hora del jueves, según la policía de la región autónoma de Puntlandia, en el extremo nordeste del país. Entretanto, los agentes mantienen rodeada la guarida, en "una zona montañosa", según una fuente policial, donde están secuestradas la médico española Mercedes García y la enfermera argentina Pilar Bauza, apresadas durante la mañana por hombres armados cerca de los almacenes de un centro para refugiados de la localidad de Bossaso. El ministro de Información de Puntlandia, Abdulrahman Mohamed Bankah, ha señalado que "todo lo que sé es que las dos secuestradas están vivas".

El subjefe policial de la localidad de Bossaso, Abdulahi Said Game, ha explicado a Efe que la suspensión de las negociaciones se ha debido a la falta de luz. Los secuestradores, no obstante, mantienen su promesa de liberar a las dos rehenes si se respeta su vida y no se les persigue judicialmente.

Said Game ha señalado que está personalmente al frente de las operaciones y ha advertido de que "si los secuestradores no se rinden mañana, usaremos la fuerza".

El embajador de España en Kenia, Nicolás Martín Cinto, se desplazará a Somalia en las próximas horas para seguir de cerca las conversaciones con los captores de las dos mujeres. El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Angel Moratinos, ha tomado esta decisión después de que se anunciara la suspensión de las negociaciones con los raptores, de forma que Martín Cinto, que durante toda la jornada ha seguido desde Nairobi el el desarrollo de las gestiones, viajará "lo antes posible" a Bossaso.

Según diversas fuentes, Pilar Bauza llevaba seis meses en Bossaso, mientras que Mercedes García llegó a esa localidad este mes. MSF tiene ocho cooperantes en la zona y ya ha anunciado la evacuación de estas personas "hasta que la situación mejore", ha dicho el portavoz, Javier Sancho.

Seis secuestradores

El ministro de Información de la región semiautónoma de Puntlandia, Abdulrahman Mohamed Bankah, dijo a los periodistas que nada más tener conocimiento del secuestro fueron movilizados los agentes de seguridad para liberar a las cautivas. "Tomaremos todos los pasos necesarios para liberarlas", agregó el alto funcionario. "Castigaremos a los secuestradores para que se lleven una buena lección", insistió.

Las operaciones condujeron a los efectivos hasta la población de Giriso, a 5 kilómetros de Bossaso, donde las fuerzas de seguridad localizaron el grupo y lo cercaron para forzar la puesta en libertad de las rehenes. Fuentes policiales indicaron que dos de los secuestradores, al verse rodeados, decidieron entregarse a los agentes policiales.

Inicialmente se había informado de que eran seis los secuestradores que se habían entregado. Pero otros cuatro miembros de la banda, integrada, al parecer, por seis personas, se mantenían dentro del lugar y amenazaban con matar a las secuestradas si no se les respetaba la vida o se les permitía salir libres.

"Tenemos a dos secuestradores en nuestro poder, y ya están en la prisión central", dijo un oficial de la policía que pidió el anonimato. "El resto de los secuestradores están rodeados, pero han pedido una amnistía antes de poner en libertad a las dos secuestradas. Daremos cualquier paso que permita la libertad de las rehenes", agregó.

Consultado telefónicamente desde Mogadiscio, el periodista local Abdulrasak Sheikh dijo que antes de esos hechos se produjo un breve intercambio de disparos entre los secuestradores y la policía. "Todavía no conocemos el estado de los secuestradores ni de las rehenes", añadió.

"Me pegaron"

"Estaba llevando a las dos mujeres españolas al hospital local cuando seis hombres armados se acercaron, bloqueando la carretera", ha declarado el conductor somalí, quien pidió no ser identificado. "Me pegaron y se llevaron a las mujeres en el coche".

Este secuestro en la ciudad portuaria de Bosasso ocurre dos días después de que pistoleros liberaran al periodista francés Gwen Le Gouil, a quien secuestraron y retuvieron durante ocho días y por quien pedían 55.000 euros de rescate.

Somalia vive desde 1991 en una situación anárquica porque ningún Gobierno central ha logrado imponer su autoridad en el país. Puntlandia mantiene sus propias autoridades administrativas con un régimen de autonomía. Conocida por su relativa estabilidad, comparada con el caótico sur del país, Puntlandia, sin embargo, está cada vez más asociada a los raptos, secuestros y acciones de piratería. Los secuestradores somalíes suelen tratar bien a sus rehenes y casi nunca los matan pues los consideran una inversión de la que, a cambio, esperan beneficios en forma de rescate.

Cuarenta y siete cooperantes españoles se han visto implicados en los últimos once años en secuestros mientras participaban en misiones humanitarias en Somalia, Brasil, Sierra Leona, Colombia, Ecuador y Chechenia protagonizados por grupos guerrilleros y rebeldes.